Galería

San Lorenzo “la cuna del jocote” produce 5 millones de libras del fruto


Durante más de 30 años los habitantes de San Lorenzo, en Ahuachapán habían buscado producir un cultivo que les permitiera progresar como familias y como municipio, después de experimentar con cereales y frutas descubrieron el dulce fruto que los sacaría de la pobreza.
En los últimos cuatro años San Lorenzo ha realizado el tradicional festival del Jocote, una actividad que años con año ha ido posicionando al municipio como el mayor productor de jocote, en el país, en especial la variedad conocida como “Barón rojo”.
Y es el que los habitantes del municipio, han encontrado una fuente de ingresos que les está permitiendo mejorar su calidad de vida con el incremento de tierras cultivadas de jocote, una fruta que no necesita mayor inversión y cuido, y que rinde considerables ganancias.
Omar Fajardo, productor y presidente de la Asociación Cooperativa de Producción Agroindustrial, Aprovisionamiento y Comercialización del Jocote y Loroco de San Lorenzo señala que durante años estuvieron experimentando con diferentes productos, pero, decidieron apostar por el cultivo del jocote Barón Rojo para mejorar sus economías.
“Aquí la necesidad obligó a la gente, porque por las condiciones del suelo los granos básicos no funcionan y se intentó con arrayán pero lo botaba el viento que aquí pega fuerte”, afirma de agricultor, quien asegura que después descubrieron que el jocote podía ser el salvavidas para evitar la migración.
El incremento en la producción lo están logrando con el apoyo del programa Agrocadenas, que impulsa la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación FAO.
Mil manzanas de cultivo
“El apoyo de la FAO ha sido importante, nos han ayudado aumentar la producción y hoy por eso lo llamamos ‘la cuna del jocote’ porque hablar de jocote Barón Rojo es hablar de San Lorenzo”, dice el agricultor, quien añade que por el momento se cultiva en estas tierras un promedio de mil manzanas con el fruto.
El producto se cosecha en la zona desde hace más de 30 años; sin embargo no conocían su potencial porque no había encontrado cómo explotarlo. Con el apoyo técnico de diferentes instituciones estatales y organismos internacionales han implementado técnicas que les ha permitido multiplicar la producción en los últimos cuatro años.
Los agricultores han recibido capacitaciones para un uso adecuado del manejo del fruto y también cómo sacar provecho y hacer derivados como mermeladas, jaleas, paletas, chicles y otros productos.
Doña Dianira Sermeño es una ama de casa que tuvo que emigrar a San Salvador para obtener ingresos y educar a sus hijos, pero desde hace año y medio es socia de la cooperativa y ya está viendo los primero resultados.
“Hoy estoy contenta porque trabajo aquí y estoy con mi familia y ofreciendo productos que innovan la gastronomía”, asegura, quien trabaja en la producción de mermelada de jocote.
Diversificación
El cultivo del jocote lo están combinando con el de loroco, una planta que hasta hace poco era cultivada en huertos caseros pero que hoy su producción está orientada a cultivar a gran escala como  parte de la diversificación agrícola, con fines de exportación como un producto no tradicional.
De momento la cooperativa trabaja en la creación de alianzas para poder comercializar los productos en los mercados formales, ya que el próximo paso será la exportación.
Los productores y autoridades municipales piensan que a mayor producción más fuentes de empleo y menor delincuencia, por eso es que su principal apuesta es continuar con el crecimiento de la producción para un mayor despegue económico.
“Lo que buscamos es mejorar las economías de las familias lorenzanas”, dice el alcalde, Walter Ortiz, quien ha apoyado la iniciativa facilitando en comodato un terreno para que los agricultores tengan su centro de acopio.
Incursión en el turismo
En la actualidad los habitantes ofrecen servicios agroturísticos, y hay rutas donde los visitantes pueden vivir la experiencia de cortar el fruto y lo recolectado se puede llevar a casa. “Esta experiencia le gusta mucho a la gente que nos visita”, afirma el presidente de la Cooperativa.
La gira por los cultivos se puede recorrer en fines de semana o cuando las personas lo soliciten y sirve de interacción entre los productores y los consumidores, dijo el presidente de la cooperativa, quien no dudó en invitar a los salvadoreños que visiten el poblado de San Lorenzo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s