Galería

Séptimo comunicado conjunto MIR y FPMR


Bajar Documento Completo: chile marzo 1915

Joven combatiente, antiguas luchas

1. 2. 3. Saludamos y celebramos esta nueva jornada de lucha y resistencia popular en el Día del Joven Combatiente. Nuestra solidaridad y compromiso con todos los combatientes del pueblo pobre chileno y pueblo mapuche que han luchado consecuente y valientemente por autonomía, justicia, territorio y liberación. Compromiso valórico, histórico, continental, antimperialista, insurgente y libertario con todos(as) aquellos que han entregado sus vidas, así como con aquellos que se encuentran encarcelados por combatir contra el Estado capitalista y sus oligarquías civiles y militares. El mundo vive tiempos de derrumbes y de crisis civilizatoria. La “modernidad y el progreso” nos han llevado a la época más salvaje y depredadora de la historia humana. El sistema capitalista y su institucionalidad mercantil transnacionalizada han herido de muerte a nuestro planeta y sus especies. Los ricos del mundo –menos del diez por ciento de la población mundial– con sus meganegocios y megamaquinarias de guerra han sometido al resto de la población mundial a su lógica bestial y criminal de la ganancia a cualquier precio, en donde la mercancía más codiciada y explotada es nuestro propio planeta y sus riquezas naturales. Los recursos energéticos, alimenticios e hídricos se los están consumiendo y depredando a pasos agigantados. La extinción de miles de especies animales, la muerte por contaminación de otras miles y la muerte por hambruna de millones de seres humanos es el resultado de un sistema de vida basado en la vorágine del poder económico, la bestialidad de la dominación por la fuerza, la ganancia como un fin en sí, el individuo como consumo y mercancía, la explotación del hombre por el hombre como origen de la riqueza y el dinero como fin del poder económico y militar. Las guerras en el mundo son uno de los negocios más grandes de las transnacionales de las armas, encabezados por los EE.UU e Israel, al amparo de la OTAN, fuerza de ocupación transnacional que en esta última década ha estado en un proceso acelerado de reorganización de sus fuerzas militares en pos de sus objetivos geopolíticos inmediatos: ir por el control de Ucrania y Siria como enclaves fundamentales para su confrontación de potencias frente a Rusia y China. Como parte de esta estrategia de guerra y neocolonización han creado y armado al sanguinario Estado Islámico. Al mismo tiempo, nuestro continente vive una nueva ofensiva del imperio norteamericano –anteriormente a través de los golpes militares en las décadas de los 70 y 80– que busca retomar el control geopolítico y militar de la región, debilitado por los procesos democráticos populistas que han reconstruido sus relaciones políticas y económicas con otras potencias mundiales como Rusia y China, poniendo en disputa el control y manejo de las grandes riquezas naturales de nuestro continente, siendo el ejemplo principal el país con la mayor reserva petrolera del mundo como lo es Venezuela. Desde el año 2008 el imperio gringo viene desarrollando una estrategia militar que comienza cuando el Pentágono decide instalar la Cuarta Flota de la Armada de EE.UU en territorio latinoamericano con el objetivo de “combatir el narcotráfico y el terrorismo” en la región

En el 2009 EE.UU y Colombia (gobierno de Uribe) firmaron un acuerdo para la instalación de siete bases militares en este país, siendo Palanquero la más estratégica para los norteamericanos, definida por ellos mismos como “la principal para dirigir operaciones militares de amplio espectro por todo el continente”, pactando al igual que en todos los rincones del mundo, la inmunidad e impunidad para todos los funcionarios civiles y militares en servicio de los EEUU, principales violadores de los derechos humanos en el mundo. Guantánamo es una muestra. El 2010 el gobierno de Costa Rica firmó un acuerdo para autorizar la entrada de 46 buques de guerra y 7 mil marines a su territorio, transformándose así en la mayor presencia militar de EE.UU en América Latina en toda su historia. La presencia de fuerzas militares estadounidenses se ubican en Aruba, Curazao, Perú, Panamá, Puerto Rico, Jamaica, Guantánamo, El Salvador y con el golpe contra el gobierno de Zelaya recuperan la base de operaciones más importante en Centroamérica: Soto Cano en Honduras. En la Triple frontera Argentina, Paraguay y Brasil cuentan con bases del FBI y la DEAcon una avanzada tecnología y agentes operativos. En Chile, recientemente firmaron acuerdos para la lucha antisubversiva con las agencias de inteligencia del FBI y la CIA, con presencia operativa en el territorio. Un pie de fuerza desplegado por el continente en medio de las recientes medidas legales y sanciones económicas que el imperio gringo emitiera en contra de Venezuela, con la amenaza explícita de que si fuera necesario ya están listos para “operar” en el país del oro negro. Paralelamente los EEUU pretenden con sus migajas y guerra sucia neutralizar a Cuba, la que vive una de sus más profundas crisis sistémicas. Ala vez hace su lobby político y militar para presionar el proceso de conversaciones del gobierno de Santos con la insurgencia colombiana, en el objetivo de obligar al desarme y desmovilización incondicional y al corto plazo de las FARC, como también pero en una situación distinta en cuanto al ELN. Saludamos fraternal y cariñosamente los 50 años de lucha valiente y consecuente del Ejército de Liberación Nacional, ELN, ejemplo digno y heroico de un pueblo pobre que ha debido enfrentar el conflicto abierto y armado más prolongado y sangriento de nuestro continente en estos últimos dos siglos. Por otro lado, estamos en momentos en que el desgaste generalizado de los gobiernos y sus Estados nacionales del continente ha provocado un ascenso cada vez más creciente de las luchas populares de movimientos sociales hastiados y desencantados con la “clase política tradicional y progresista”, con su institucionalidad burguesa y burocrática. Indignados con sus políticas entreguistas de conciliación y subordinación a las políticas neoliberales de los consorcios económicos y grupos de poder transnacionales. Al mismo tiempo, la descomposición moral y política de todos estos gobiernos, incluidos los del mal llamado socialismo del siglo XXI, han hecho que la corrupción en todas sus formas se convierta en el cáncer que carcome la credibilidad y legitimidad de estos gobierno-Estados. En Chile los mediáticos casos Penta, Caval y SQM, así como el negocio del hijo de Bachalet con el magnate Luksic, no son más que la cara visible de una política sistemática en donde la moralidad y la conciencia tienen puesto su precio. Esa es la “santa verdad” y por ello decimos que aparte de declarar nuestra lucha frontal en contra del capitalismo, no vemos como alternativa para los pueblos pobres y originarios del continente a ninguno de los gobiernos de nuestro continente. Reconocemos el esfuerzo y voluntad de los sectores populares por ser gobierno y tener capacidad de decisión, siendo Bolivia el país donde tienen mayor protagonismo. Sin embargo, a la hora del balance son los intereses del capital los que se han impuesto a todos estos gobiernos. La propuesta de la izquierda tradicional y nacionalista sobre la democracia popular, participativa y protagónica no ha sido más que la extensión de las estructuras económicas burguesas y toda su institucionalidad burocrática que finalmente ha fracasado en cuanto a los intereses populares y de una verdadera revolución social del sistema capitalista. 4. El planteamiento de esta corriente político-ideológica en cuanto a que ya no es el tiempo de la lucha armada sino el de la lucha de las ideas a través del voto no tiene mayor fundamento histórico y social, ya que las razones y realidades que han empujado a los pueblos a asumir la resistencia en todas sus formas, y particularmente la armada, hoy siguen tan vigentes como hace siglos. La injusticia estructural de un sistema organizado en clases y privilegios derivados de la explotación sigue siendo la realidad de un mundo regido por el poder del capital. EEUU, Israel, la comunidad europea, Rusia y China son las potencias que deciden los destinos del planeta. Creemos eso sí y fuertemente en el esfuerzo que vienen haciendo diversos movimientos sociales y organizaciones populares en diferentes territorios continentales por construir un poder de verdadero caracter popular y libertario. Sin duda es un esfuerzo y desafío gigantesco en medio de tanta mediocridad y claudicación, pero que a la luz de la realidad del mundo en crisis estructural y cuasi terminal en que hoy estamos, se hace más que nunca una necesidad vital y urgente para los pueblos y sus organizaciones con conciencia de clase y de vida igualitaria. Nuestro llamado es a continuar la lucha de resistencia popular en todas sus formas. La crisis civilizatoria, la de la modernidad, la del socialismo real y la de los paradigmas, incluido el marxista, no son motivo para no seguir resistiendo la barbarie salvaje del capitalismo ni para renunciar a la revolución libertaria de los pueblos pobres y originarios del mundo. Los luchadores sociales y revolucionarios tenemos un compromiso moral e histórico con nuestros pueblos atropellados y masacrados por siglos de dominación. La historia de nuestros pueblos está plagada de luchas y sacrificios colectivos e individuales que han buscado construir sociedades donde la justicia y la igualdad -no la ganancia y la explotación- sean los que autogobiernen nuestros destinos. Nos debemos a esa historia de luchas profundamente humanas de nuestros pares. Es un asunto valórico, de justicia y de humanidad. La impunidad de los criminales de Estado, de los ricos oligarcas, de los traidores también, es una poderosa razón para continuar la lucha popular y armada. En Chile, a más de 20 años de terminada la dictadura militar y de existencia de la democracia cartucha, aún hay cerca de mil detenidos desaparecidos. El Estado de control y policial se ha fortalecido y con ello la represión al pueblo se ha hecho más fuerte y cotidiana. La realidad que hoy se vive en el territorio mapuche muestra la verdadera cara de la democracia chilena, donde una fuerza militarizada de ocupación y de caracter fascista, no escatima esfuerzos por doblegar la voluntad de lucha y resistencia de los más oprimidos y marginados por el Estado chileno en beneficio de los intereses de los grupos económicos que viven y sobreviven del saqueo de los recursos naturales de este territorio ancestral. Las transnacionales forestales, energéticas, mineras, pesqueras y exportadoras de productos primarios son quienes finalmente gobiernan el país. A los traidores que han militado en las filas de nuestras organizaciones y que han vendido sus conciencias y la historia de lucha de su pueblo por unas monedas o por una migaja de poder en el seno de los oligarcas, ni perdón ni olvido. Vamos a continuar la larga marcha de resistencia de nuestros pueblos. Arearmarnos de fuerzas materiales y de ideas libertarias. Comprometidos con la construcción del poder popular, la autonomía, la autogestión y la lucha por el territorio. Llamamos a la lucha continental. A reorganizar nuestras fuerzas para activar en todas sus formas la solidaridad con nuestros pueblos hermanos en lucha, particularmente la lucha del pueblo colombiano y sus organizaciones insurgentes. Apoyemos la lucha de todo el movimiento insurgente y social del pueblo mexicano. Rearmemos las alianzas con los movimientos sociales y organizaciones populares de nuestro continente, especialmente el cordón andino. 5. 6. Asumamos la lucha antimperialista como un objetivo colectivo de nuestros pueblos frente a cualquier nuevo intento de agresión militar y busquemos las formas de organizar diferentes tipos de fuerzas para que se coordinen efectivamente ante esta amenaza permanente. Caminemos junto a las movilizaciones de los trabajadores, campesinos, estudiantes y pobladores, enarbolando siempre las banderas del combate de los oprimidos y explotados. Saludamos la resistencia y lucha activa de las comunidades del norte ante la criminal contaminación del agua de las mineras y las políticas gubernamentales. Continuemos trabajando por la unidad de lucha de los pobres del campo y la ciudad, en la perspectiva fundamental de su alianza con el pueblo mapuche. Reconocemos en la cosmovisión de este pueblonación, así como la de otros pueblos indígenas, un aporte vital a la revolución libertaria. Activemos con mayor fuerza la lucha por la libertad de todos los presos políticos del pueblo, representada de modo especial en la lucha por la libertad de nuestros hermanos Mauricio Hernández y Alfredo Canales, ejemplo de resistencia frente a la tortura criminal de la venganza oligarca. Celebremos también nuestras victorias, siendo una de ellas la marcha heroica de nuestros hermanos Jorge Salazar y Alexis Cortés que supieron burlar la verdadera cacería humana montada contra ellos y que hoy persiste reforzada con una redoblada recompensa monetaria por su captura vivos o muertos. Esa es la lógica de los patrones y sus verdugos ante la derrota. La marcha de la resistencia popular camina paso a paso por nuestro continente y espera por nuestros jóvenes combatientes, recogiendo y aprendiendo de las antiguas luchas de nuestros pueblos. Frente Patriótico Manuel Rodríguez MIR Ejército Guerrillero de los Pobres Chile, 29 marzo 2015 ¡¡ Rafael, Eduardo, Paulina, Raúl y Norma, viven en nosotros !! !! Construyendo fuerza y unidad continental, hasta vencer o morir !! ¡¡Solo la lucha nos hace libres!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s