Galería

Nicolás Maduro: El cami consolidó en La Habana


Bajar documento completo aqui: _Nicols_Maduro_El_camino_de_los_libertadores_se_consolid_en_La_Habana_-_2014-01-31 

Jorge Legañoa Alonso
Confieso que ya casi había perdido las esperanzas de concretar esta entrevista,
cuando el teléfono comenzó a vibrar –discreto, pero persistente– en medio de
una tormenta de ideas entre blogueros amigos que presagiaba una tarde larga
en debates.
“Dime”, dije bajito. “La cosa es lo mismo en una hora que en tres, pero está
confirmada; ven pa´ acá”, se escuchó al otro lado de la línea”.
No dijo mucho, pero entre cubanos nos entendemos: “la cosa” siempre es algo
importante; así que bastó para escurrirme de la reunión, no sin antes pedir
excusas con el socorrido: “se me presentó algo urgente, vengo ahora pa’ acá”.
Apenas unos segundos bastaron para saltar a la calle y hacerle hasta señales de
humo al primer “almendrón” que pasó. No había tiempo para muchas esperas,
“la cosa” era urgente, después de varios días en un compás de espera, solo
mitigado por el intenso trabajo durante la II Cumbre de la Comunidad de
Estados Latinoamericanos y Caribeños. La suerte estaba echada. Lo más
importante son las preguntas y están a la mano; la grabadora, las cámaras y los
mejores colegas de trabajo se encargarían del resto.
Ya le había dado un estrechón de mano hace más de un año en Caracas, o más
bien él a mí, porque este entrevistado es de los hombres honestos que mira fijo
Nicolás Maduro: El camino de los libertadores se consolidó en La Habana
a los ojos y te aprieta duro cuando saluda, como autobusero que aún es. No
lleva muchas presentaciones Nicolás Maduro Moros, es el presidente de la
República Bolivariana de Venezuela, el primer obrero en llegar a la alta
magistratura. “El hijo de Chávez” le dicen muchos.
Y es que Maduro lleva el signo de Chávez tatuado en su alma desde el día que
escuchó aquel “por ahora” del Comandante el 4 de febrero del ‘92. Pero si he
de contar lo que más me impresionó durante la entrevista a manera de
adelanto, subrayaría la vehemencia con que defiende el proyecto de
integración latinoamericana y caribeña, esa herencia bicentenaria que ha
asumido en pro de nuestros pueblos. Su discurso está cargado de historias,
reflexiones y de un amor inmenso por Venezuela que apasiona a más de uno.
Maduro habla de lo nuestroamericano, no como una utopía, sino como el
proyecto posible en manos de todos.
Fuera de cámaras el Presidente sonríe con el desparpajo de un muchacho; las
bromas llueven de un lado y del otro. Le sorprende la juventud que tiene
delante. Ya en cámara no vacila en condenar al demagogo y hablarle al pueblo
pedagógicamente, denunciar, advertir la intriga….
Tres entrevistas concedidas se convierten en una, es lógico dentro de la
agenda apretada del Presidente; pero estos hijos de la cátedra periodística de
Julio García Luis, saben que lo más importante es el entrevistado y las
preguntas.
Armamos un guión consensuado que nos recuerda a los debates de CELAC, la
unidad prima, combinamos preguntas, cada cual escoge de entre otras tantas
las mejores. Muchas buenas interrogantes quedan por fuera, pero no hay tanto
tiempo, comentamos, apoyamos al otro. Casi vamos al aire, un motazo por
este lado de la cara, otro por allá y todo está listo. Llega el Presidente, se ubica
y el resto… está en las preguntas que compartí con los colegas Gisela García de
la Televisión Cubana y Sergio Gómez, del periódico Granma y que el
presidente Nicolás Maduro tuvo la gentileza de contestar.
Gisela García: Sabemos que en horas de la tarde tuvo un encuentro con el
líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro. Queremos saber de su
propia voz cuáles fueron los temas tratados con el Comandante y su impresión
Nicolás Maduro: El camino de los libertadores se consolidó en La Habana
acerca de la CELAC.
Nicolás Maduro: En primer lugar, aprovecho para felicitar a todo el pueblo
cubano por estas jornadas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y
Caribeños. Sin lugar a dudas histórica jornada unitaria, muy bolivariana y muy
martiana. Son los sueños hechos realidad, con extraordinaria hermosura, y con
extraordinaria capacidad por parte del Gobierno cubano, y nuestro compañero
presidente Raúl Castro. El pueblo cubano realmente maravilló a todas las
delegaciones con las atenciones en las calles y el espíritu unitario que ha
marcado toda la Cumbre, y que ha dejado impactados a todos. Y primero
quiero felicitar a todo el pueblo de Cuba por esta extraordinaria victoria de la
unidad latinoamericana, caribeña, que es una victoria de la dimensión de las
que soñaron Bolívar y Martí.
Estuvimos con el Comandante Fidel Castro en la tarde de hoy, conversamos
algo más de dos horas, fui con el canciller Elías Jaua, que está por aquí con
nosotros, el compañero ministro de Relaciones Exteriores y vicepresidente de
política. También fui con parte de mi familia, Cilia, el nieto, mi hermana. Las
visitas a Fidel son de una connotación espiritual especial, porque bueno, Fidel,
como lo dije en el discurso y siempre lo reivindicó el Comandante Hugo
Chávez, es un gigante de la historia. El siglo XX lo marcó completico. Hay
que hablar en el siglo XX americano y de nuestro mundo de Fidel, antes y
después, sin lugar a dudas, así griten, chillen, lloren, se revuelquen contra la
tierra los fascistas, la derecha y toda la gente derrotada durante décadas por
este gigante.
Y ha sido la referencia, el paradigma siempre de los revolucionarios y los
patriotas, de la gente honesta de nuestro continente y en el mundo en general.
Nuestro Comandante Chávez se asumió como su hijo, con claridad, valentía, y
juntos, bueno, les tocó andar parte del camino de finales del siglo XX y luego
cuánto hicieron en el tiempo que actuaron juntos al inicio de este siglo XXI.
Una profunda amistad
Gisela García: Una profunda amistad entre los dos…
Nicolás Maduro: Muy profunda, en todo, un amistad perfecta, porque como
Nicolás Maduro: El camino de los libertadores se consolidó en La Habana
decía el Comandante Chávez, recordando mucho a Simón Rodríguez, se
expresaba la amistad de los sentimientos, la amistad de los principios, y la
amistad de las ideas. Ellos lograron compenetrar esas tres dimensiones
fundamentales de una amistad para hacer una integral, perfecta; pero además,
que le abonó desde esa amistad, desde esa alianza profunda del corazón, de las
ideas, del proyecto de los sueños, le abonó a América todo lo que hoy
tenemos. Si hacemos un balance muy sencillo, Petrocaribe, 18 Estados,
pueblos, el ALBA, que es la vanguardia revolucionaria, patriótica de los
países socialistas del continente, y en el mundo es vanguardia de resistencia
frente a todas las causas justas que nos ha tocado asumir, el cambio climático,
las causas de la paz en Siria, Palestina, etcétera, y buena parte de CELAC nace
por la consolidación de esa nueva estructura, el ALBA, Petrocaribe, más otras
estructuras, y CELAC tiene la marca de Chávez sin lugar a dudas, y decir que
tiene la marca de Chávez tiene la marca de la Revolución cubana, la marca de
Fidel.
Así que durante la conversación él estaba –así lo notamos, venía yo
conversando con el Canciller Elías Jaua– feliz, rozagante; recibió a más de 15
jefes de Estado, hay que verle la cara a eso, de todas las ideologías y formas
de pensar de América Latina, desde los países gigantes del continente desde el
punto de vista del tamaño físico, poblacional, México, Brasil, Argentina, hasta
otros países hermanos también del Caribe, el primer ministro de Santa Lucía,
y estuvimos conversando de algunas de las ideas que intercambió con Pepe
Mujica, del discurso de Pepe Mujica, un discurso, nos dijo Fidel, muy
vehemente, muy claro, realmente el compañero presidente Pepe Mujica
también un maestro para todos nosotros, son los hombres y mujeres
revolucionarios. Así que sí, una conversación muy buena, y siempre nosotros
además de pasar revista de los temas de actualidad mundial, regional, siempre
recordamos al Comandante Chávez, siempre.
Jorge Legañoa: CELAC lo trajo a La Habana. Sabemos su experiencia durante
el gobierno del presidente Chávez como Canciller durante más de seis años.
La pregunta concreta es: ¿cree que este sea el verdadero camino, la CELAC,
que no es pura retórica como lo han sido otras organizaciones internacionales
a lo largo de la historia de América Latina? ¿Qué retos tiene CELAC por
delante?
Nicolás Maduro: El camino de los libertadores se consolidó en La Habana
Nicolás Maduro: Siempre está el peligro de la retórica. Yo en la reunión en
privado utilicé una denominación, un calificativo extraño, que no sabía si tenía
algún tipo de traducción al inglés, al francés, al portugués o al holandés que
son los idiomas oficiales de la CELAC, además del español. Yo dije que
teníamos que cuidar nuestra organización de que se burocratizara. Entonces
dije la palabra, tenemos que cuidarnos de la onunización de la CELAC;
tenemos que cuidarnos de documentos muy bien hechos que se van
acumulando como párrafos vacíos. Pierden el impacto de lo que es la palabra
escrita y se hacen vacíos porque no se convierten en acción, no transforman
nada. Hasta ahora la CELAC ha mostrado capacidad de acción, de trabajo
conjunto. No es fácil, fíjense ustedes cuánto tiempo ha pasado desde los
primeros gritos de independencia en América Latina hasta el día de hoy,
cuánta historia pasó en todo el siglo XIX, desde que en Quito en 1809 se
escuchó el primer grito de independencia; en Caracas fue el 19 de abril de
1810.
Cuánto tiempo pasó desde los ejércitos libertadores del sur unidos. Desde que
combatieron juntos Bolívar, O’Higgins, juntos allá en Suramérica, Sucre,
juntos estuvieron Bolívar, San Martín, en Guayaquil, y cuánto tiempo pasó
desde el Congreso de Panamá, convocado por el Libertador, horas antes de la
gran batalla y la gran victoria de Ayacucho, y en 1824, luego el congreso de
Panamá junio de 1826 ya el imperio estadounidense actuaba con vocación de
imperio, con intrigas, el imperio estadounidense entonces mandó enviados
especiales a las capitales de las nacientes repúblicas, desde México hasta el
Sur, hasta la Patagonia, a intrigar contra Bolívar, a decir que Bolívar tenía
complejos napoléonicos, y que tenía un proyecto para declararse emperador de
toda América.
Ah, intrigar, la intriga temprana del naciente imperio estadounidense, que hizo
mella, y ya algunos de los líderes principales se prestaban para la intriga,
como Santander desde Bogotá; empezaban a entablar relaciones de negocios
con el imperio naciente, que de las antiguas trece colonias había surgido allá
en el Norte, cuánto tiempo pasó desde 1826 que Bolívar constatara,
prácticamente el Bolívar victorioso de Junín, de América del Sur, que expulsó
a las tropas, al Ejército colonial español y llega a Panamá y empieza su
decline, porque él comprueba en Panamá, en el congreso de Panamá, la
capacidad de daño del imperio estadounidense contra el proyecto unitario, y el
Nicolás Maduro: El camino de los libertadores se consolidó en La Habana
proyecto unitario nace en Panamá muerto, es un aborto, y de allí en adelante,
bueno, lo que únicamente faltó fue tiempo para que se ejecutara la traición a
Bolívar, al proyecto de Bolívar, que era el proyecto de constituirnos en un solo
bloque, por eso es que Bolívar en 1827 piensa organizar, calcula las
expediciones para venir a Cuba, para ir a Puerto Rico, Bolívar las calcula,
piensa colocar a Páez al frente de la expedición a Puerto Rico, y a Sucre a
Cuba, hubiera llegado aquí a La Habana, Sucre, con sus tropas victoriosas de
Ayacucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s