Galería

Reveladoras actitudes de partidos de la ex “Concertación” sobre Venezuela; “Marcos Alvarez: “Lagos no dice la verdad”


Titulares Telesur 5 Febrero 2015 AM

https://www.youtube.com/watch?v=7-n8OA8UvSg

 

05-02-2015

 

Exizquierdistas hechos golpistas

Reveladoras actitudes de partidos de la ex “Concertación” sobre Venezuela

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195048

 

 

Felipe Portales

El Clarín de Chile

 

 

A primera vista extraña mucho la constante posición hostil que ha tenido la Concertación (coalición que gobernó Chile durante 20 años 1990-2010 NdE) respecto del chavismo, dado el carácter formalmente centroizquierdista del conglomerado nacional. Es cierto que el chavismo se ha caracterizado por posturas izquierdistas radicales; pero en teoría ello no tendría porque alienarle tan fuertemente a partidos que buscaron históricamente una profunda transformación de la sociedad chilena.

Lo anterior se hace más raro aún, teniendo en cuenta que dicho conglomerado político está integrado por “víctimas” –particularmente, por cierto, de la Unidad Popular- de una feroz dictadura que sucedió a un régimen democrático extremadamente polarizado, como sucede acontece en Venezuela.

Dicha posición hostil llegó a un grado sumo cuando el gobierno de Lagos se ubicó solitariamente en el mundo (junto con Bush y Aznar) apoyando el fugaz golpe de Estado que desalojó a Chávez del poder en 2002. Así, reconoció rápidamente la “nueva” realidad, declarando que lamentaba “que la conducción del Gobierno venezolano haya llevado a la alteración de la institucionalidad democrática con un alto costo de vidas humanas y de heridos, violentando la Carta Democrática Interamericana a través de esta crisis de gobernabilidad” (“El Mercurio”; 13-4-2002).

Más todavía, el alto líder del PPD, Sergio Bitar, encomió a quienes los golpistas fungieron de presidente, el empresario Pedro Carmona. Lo describió como “un hombre moderado y demócrata” y que “no es un empresario en el sentido tradicional de lo que podríamos ver a un empresario chileno”. Además, Bitar señaló complacientemente que “todos los ámbitos sociales” se sumaron a las manifestaciones que derrocaron a Chávez (Cooperativa.cl; 12-4-2002). Notablemente, Bitar fue ministro de Allende, estuvo en el campo de concentración de Isla Dawson y posteriormente sufrió el exilio; aunque es cierto que luego de la dictadura ha sido director de la Fundación Paz Ciudadana perteneciente a Agustín Edwards, uno de los más prominentes instigadores del golpe de 1973.

Desde las protestas con finalidades golpistas de febrero del año pasado en Venezuela, hasta ahora, la antigua enemistad concertacionista ha recrudecido. A tal punto, que recientemente 13 ex ministros del conglomerado han solicitado, en duros términos, la libertad de quien fuera el principal líder de dichas manifestaciones, Leopoldo López. Entre ellos, Soledad Alvear (canciller de Lagos, cuando éste apoyó el golpe contra Chávez), Genaro Arriagada, Sergio Bitar, Clarisa Hardy, Carolina Tohá, Belisario Velasco, Francisco Vidal y José Antonio Viera Gallo.

Es fundamental recordar que Leopoldo López, como alcalde del municipio caraqueño de Chacao, participó muy activamente en el golpe de 2002, ordenando la detención de un ministro de Chávez. Y que convocó las protestas del año pasado con el fin de lograr la caída (“salida”) del gobierno de Maduro. Protestas que derivaron en asonadas callejeras de varias semanas, significando la muerte de 43 personas y más de 800 heridos (entre manifestantes, contramanifestantes y policías); y múltiples daños a edificios públicos, medios de comunicación, medios de transporte público, universidades y sedes partidarias.

La revuelta llevó a tal ingobernabilidad a algunos lugares del país, que “El Mercurio” llegó a solazarse con la “sublevación” de San Cristóbal: “‘Han destruido San Cristóbal, tienen 40 puntos de barricadas’. El Presidente Nicolás Maduro reconoció antenoche, durante la Conferencia Nacional de Paz convocada por él mismo, que Táchira, estado fronterizo con Colombia mayoritariamente opositor, está fuera de control. El Presidente incluso pidió ayuda para acabar con la sublevación, calificó a su capital como un ‘gueto de violencia’ y dijo sentirse angustiado. ‘Meterse allí con el nivel de violencia y destrucción tiene grandes consecuencias y costos. ¿Dejo de actuar? ¿Qué hago? ¿Qué hacemos con el reducto organizado por el alcalde, Daniel Ceballos (dirigente de Voluntad Popular, el partido del detenido Leopoldo López)?’ se preguntó Maduro. El Mandatario acertó en la dimensión que alcanza la protesta (…) Pero le falló la aritmética: son más de 200, como mínimo, las barricadas” (“El Mercurio”; 1-3-2014).

Y el golpismo explícito de López fue desembozado. De este modo, incluso estando ya detenido expresó públicamente que “nuestra causa ha sido, sigue siendo, y hoy más que nunca tiene que ser, la salida de este gobierno” (“Gestión. El Diario de Economía y Negocios de Perú”; 19-2-2014). Luego declaró: “Se equivocan quienes suponen que el gobierno se cae o claudica por la situación económica. Veámonos en el espejo de Cuba ¿Cuánto más íbamos a esperar? ¿Cincuenta años? Ya van quince” (“El Mercurio”; 17-3-2014). Y culminó sus llamados golpistas en junio: “Vamos a derrocar a la dictadura por la vía popular” (“El Mercurio”; 8-6-2014).

Ciertamente que con convocatorias y revueltas de ese calibre, su principal líder quedaría preso -para ser juzgado por sedición- en Chile, Estados Unidos, Francia, España, Suecia o Uruguay. Sin embargo, los 13 ex ministros concertacionistas dicen sumarse a “la condena” (sic) por la situación que “afecta a López”; y señalan que “las acusaciones que pesan en su contra son jurídicamente improcedentes. Reprocharle a Leopoldo López la autoría de un llamamiento implícito para subvertir violentamente el orden institucional, es un cargo que no se concilia con la realidad y que contraviene los principios del derecho penal moderno en democracia” (“La Tercera”; 27-1-2015).

¿Cómo políticos de tan larga trayectoria y supuestamente democráticos pueden ser tan ciegos frente a una realidad de convocatorias y hechos golpistas tan evidentes? ¿Cómo un conglomerado que se dice centroizquierdista apoya a un golpista de extrema derecha, ¡y de manera reincidente!? ¿Cómo un liderazgo que sufrió consecuencias tan devastadoras luego de un golpe de Estado de extrema derecha no parece siquiera alarmarse frente a un peligro análogo tan evidente en un país hermano?

La respuesta nos la proporciona la constatación de las reales políticas nacionales e internacionales de los gobiernos de la Concertación. Respecto de sus políticas exteriores, ellas se han caracterizado por profundizar la integración solitaria y subordinada al mercado mundial diseñada por la dictadura. Así, en lugar de retomar los lineamientos de Frei y Allende de integración latinoamericana; de búsqueda –en conjunto con el Tercer Mundo- de mayor justicia en las relaciones económicas internacionales; y de conformación de un sólido bloque de países exportadores de cobre, a través del CIPEC; los gobiernos de la Concertación siguieron una política diametralmente opuesta. Desarrollaron múltiples tratados bilaterales de libre comercio y no aceptaron la invitación a integrarse al Mercosur; descartaron todo intento de búsqueda de nuevos sistemas de comercio y desarrollo mundiales; y desecharon la rearticulación del CIPEC que la dictadura contribuyó a minimizar y finalmente destruir en 1988.

Es más, la integración bilateral con Estados Unidos se convirtió en una obsesión concertacionista en la década de los 90. Y en la primera década del nuevo milenio se generó un virtual bloque entre Chile, Colombia y México, que siguió las concepciones neoliberales globalizadoras promovidas por Estados Unidos y las altas finanzas internacionales. A esta luz se entienden perfectamente las fuertes contradicciones desarrolladas por la elite concertacionista y el chavismo.

Más se comprende todo lo anterior si consideramos que la política nacional entre 1990 y 2010 experimentó también una esencial continuidad en lo económico-social respecto de la dictadura. Así, todas las “modernizaciones” impuestas por la dictadura en los 80 (Privatizaciones de servicios públicos; Plan Laboral; AFP; Isapres; universidades privadas “sin” fines de lucro; LOCE-LGE; ley de concesiones mineras; sistemas financiero y tributario; minimización del rol de los sindicatos, juntas de vecinos y colegios profesionales; etc.) se legitimaron, consolidaron y perfeccionaron en esos 20 años. Debe ser difícil encontrar en América Latina, en ese período, políticas internas más opuestas a las desarrolladas por la “revolución bolivariana”.

Como lo señaló el principal artífice de la “transición”, Edgardo Boeninger, en un libro escrito en 1997 (“Democracia en Chile. Lecciones para la gobernabilidad”; Edit. Andrés Bello); el liderazgo de la Concertación llegó a fines de los 80 a una “convergencia” con el pensamiento económico de la derecha “convergencia que políticamente el conglomerado opositor no estaba en condiciones de reconocer” (p. 369). Asimismo, Boeninger reveló que “la incorporación de concepciones económicas más liberales a las propuestas de la Concertación se vio facilitada por la naturaleza del proceso político en dicho período, de carácter notoriamente cupular; limitado a núcleos pequeños de dirigentes que actuaban con considerable libertad en un entorno de fuerte respaldo de adherentes y simpatizantes” (pp. 369-70).

En definitiva, la dura pugna histórica entre la Concertación y el chavismo se entiende perfectamente en el contexto de la extrema derechización experimentada por aquella desde fines de los 80.

www.elclarin.cl/web/opinion/politica/14658-reveladoras-actitudes-concertacionistas-sobre-venezuela.html

 

 

“…En la madrugada del 11 de abril de 2002, luego de una jornada de disturbios callejeros y marchas en Caracas, Hugo Chávez

fue blanco de un golpe de Estado y quedó detenido en una isla de Venezuela. Ese mismo día, el ex Presidente Ricardo Lagos

y la entonces canciller Soledad Alvear volaban a Costa Rica, donde los esperaba una cumbre del Grupo de Río y el germen de la crisis más profunda de Chile

con el régimen chavista.

En Costa Rica, donde se enteró (Ricardo Lagos) de la detención de Chávez y la instalación en el poder del empresario Pedro Carmona, Lagos

se alineó con EE.UU. y España y no condenó el golpe. “El gobierno de Chile lamenta que la conducción del gobierno venezolano

haya llevado a la alteración de la institucionalidad democrática, con un alto costo de vidas humanas y heridos, violentando la

Carta Democrática Interamericana a través de esta crisis de gobernabilidad”, señaló una declaración pública del gobierno chileno,

leída por el entonces embajador en Caracas, Marcos Alvarez…”

Marcos Alvarez: “Lagos no dice la verdad”

http://diario.latercera.com/2013/03/09/01/contenido/reportajes/25-131679-9-marcos-alvarez-lagos-no-dice-la-verdad.shtml

 

 

Bachelet con golpista venezolano Leopoldo López

 

La DC y el PS invitan a Capriles al cambio de mando de Bachelet.

http://radiochile-canada.net/page/4/

 

Publicado el marzo 6, 2014de Luis H Alarcón

LOS AMIGOS DE BACHELET INVITAN A GOLPISTA VENEZOLANO COLUDIDO CON LA DERECHA GOLPISTA LATINOAMERICANA

 

Repetir lo del 12F

(VIDEO) Diosdado Cabello revela planes de la derecha dentro y fuera de Venezuela para este febrero

http://www.aporrea.org/oposicion/n264733.html

 

Por: Prensa YVKE- Aporrea.org | Jueves, 05/02/2015 06:17 AM | Versión para imprimir

 

Caracas, febrero5 – El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, alertó sobre nuevas acciones de violentas en San Cristóbal, Táchira, con el fin de revivir los eventos ocurrido en febrero de 2014, como parte del plan denominado La Salida, que dejó un saldo de 43 personas asesinadas y más de 800 heridos.

En su programa semanal Con el Mazo Dando, transmitido por Venezolana de Televisión, Cabello indicó que la acciones serán iniciadas por un grupo que se está capacitando con “un personal proveniente de Caracas para acciones violentas y en complicidad con los vigilantes y autoridades administrativas rectorales de la Universidad Nacional Experimental de Táchira (Unet), para iniciar el mes de febrero con una escalada de violencia y protestas agresivas”.

Agregó que se encuentran trabajando en los laboratorios de química de la institución, con el fin de crear artefactos explosivos, para generar caos y zozobra en el país.

En su alocución, el presidente de la AN manifestó que estas acciones son lideradas por el dirigente Jesús Gómez Trejo, quien este lunes realizó una “visita a los salones de la Ucat (Universidad Católica del Táchira) y de la Unet, invitando a la concentración y marcha del 12 de febrero en San Cristóbal”.

En el primer semestre de 2014, el estado Táchira fue víctima de los ataques de violencia orquestado por sectores de la derecha venezolana, que buscaban desestabilizar al país y derrocar al presidente de la República, Nicolás Maduro, legítimamente electo en abril de 2013.

Guerra económica llega a los campos de caña de azúcar

En su programa Con el Mazo Dando, el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) alertó sobre las nuevas acciones de la derecha para continuar la guerra económica emprendida en 2013, al pretender afectar la producción de azúcar.

“Miembros de la Asociación de Cañicultores Venezuela y de la Federación de Cañicultores de Venezuela (Fesoca) están ejerciendo presión para paralizar las maquinarias y el trabajo en el campo. Detrás de esto hay un señor muy conocido, de apellido Zubillaga, primo lejano de los Zubillaga, dueños de Farmatodo, quien anda diciendo a los campesinos que no pagarán su próxima quincena, para que paralicen su jornada de cosecha de la caña de azúcar”, relató Cabello.

Como parte de la estrategia de estos sectores de la derecha, Fesoca convocó para este jueves una manifestación en Guanare, estado Portuguesa, que partirá desde el Monumento La Espiga hasta la sede del Ministerio para la Agricultora y Tierra, que se encuentra en la entidad.

Recalcó que con estas acciones, la derecha venezolana busca generar escasez de este rubro, “a pesar de estar recibiendo apoyo financiero del Gobierno Bolivariano”.

Derecha insiste en buscar apoyo internacional

El presidente de la AN denunció que prosiguen las reuniones realizadas por representantes de la derecha venezolana en el exterior, que buscan derrocar la Revolución Bolivariana y el Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

Cabello manifestó que el pasado 19 de enero el alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, y el coordinador del partido Voluntad Popular (VP), Freddy Guevara, viajaron a Miami para reunirse con Carlos Vecchio, prófugo de la justicia por los hechos violentos ocurridos en el país en el primer trimestre de 2014, para buscar apoyo en instancias internacional y solicitar la liberación de Leopoldo López, quien se encuentra detenido en la cárcel de Ramo Verde, por los actos violentos ocurridos hace casi un año.

Entre estas reuniones se encuentra el banquero Eligio Cedeño, quien también es prófugo de la justicia por la obtención de dólares de modo fraudulento, y el general retiro Antonio Rivero.

Agregó que este mes se espera la llegada de Lilian Tintori, esposa de López, para que asista “a la Organización de las Naciones Unidas y a la Organización de los Estados Americanos (OEA) como parte de las acciones para presionar desde el extranjero” a la justicia venezolana.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Diosdado Cabello también informó sobre las reuniones de Miguel Henrique Otero, director del diario El Nacional, en Cartagena, Colombia, con el expresidente Andrés Pastrana, así como los viajes realizados por el secretario General de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chuo” Torrealba, a Madrid, España, donde se reunió con representantes de la MUD que se encuentra en Europa y con algunos venezolanos.

Asimismo, resaltó que Otero realizará un viaje a España para reunirse con representantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del Partido Popular (PP) como “parte del programa de ataque contra el Gobierno Bolivariano, para seguir hablando de los derechos humanos y de la libertad de expresión”.

Ver Video Fuente:https://www.youtube.com/user/HarrysVelasquez

 

http://www.aporrea.org/oposicion/

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4643 veces.

La fuente original de este documento es: 

 

05-02-2015

 

Venezuela y la batalla por la hegemonía mundial

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195092

 

 

Ángel Guerra Cabrera

Rebelión

 

 

La crisis de hegemonía que atraviesa Estados Unidos ha creado en la escena internacional una situación inestable, peligrosa y de desenlace impredecible pues Washington no se resigna a aceptar la pérdida de la primacía casi absoluta que disfrutaba en el planeta. Parecería no quererse dar cuenta de que el mundo transita hacia la multipolaridad, en la que está obligado a tomar en consideración los intereses y concepciones de otros actores –entre ellos China y Rusia- a menos que desee correr el riego de empujar a la humanidad al holocausto de una guerra nuclear.

Actúa muchas veces guiado más por la irracionalidad que por el pragmatismo, como en Ucrania. O, como observamos en América Latina y el Caribe, donde aún en el caso de Cuba, con la que afirma que va a cambiar de política, no se cansa de repetir con descaro inaudito que “su objetivo es el mismo”. O sea, reinstaurar el capitalismo y la putrefacta democracia liberal en la isla contra la opinión del pueblo cubano.

Washington cierra los ojos ante su creciente debilidad económica – que la burbuja del petróleo y el gas de esquisto no pueden ocultar-, el descrédito político que ha cosechado con sus sangrientas guerras de agresión, las torturas a prisioneros, el asesinatos de civiles inocentes pordrones o por sus grupos de operaciones especiales en cada vez más países, el espionaje generalizado de comunicaciones, incluso a sus propios aliados, el constante homicidio de negros por sus policías y la alarmante desigualdad y pobreza que corroe a la sociedad estadunidense.

En esta situación, acabar con la Revolución Bolivariana por la fuerza, ya que por vía electoral no ha podido, es su mayor prioridad en la política hacia nuestra región, que decidió acelerar después de la desaparición del presidente Hugo Chávez. Pero su objetivo no es solo ese, sino arrasar con todos los gobiernos que no se le someten, no aceptan las políticas neoliberales y procuran la unidad e integración de América Latina y el Caribe (ALC). Los estrategas del imperio razonan que si Washington no es capaz de meter en cintura al que siempre consideró su traspatio, mucho menos podrá imponerse al resto del mundo.

Por eso ambiciona destruir la arquitectura bolivariana en nuestra región, construida desde 1999 bajo el liderazgo y la inspiración de Hugo Chávez, pero para conseguirlo debe arrasar con el puntal venezolano. No es solo que Venezuela tenga las mayores reservas de hidrocarburos del mundo.

Tanto o más importante es la existencia en la patria de Bolívar de un destacamento revolucionario de singular combatividad, consciente políticamente y cargada de simbolismo, como es el chavismo. Este, aún con bajos precios del petróleo y sometido a la guerra económica y el desabastecimiento, atesora reservas morales y políticas fundamentales para mantener unidas y combativas a las mejores fuerzas y los gobiernos más independientes de ALC.

Es por eso que el imperio ha probado todo contra Caracas. Desde una metódica guerra sicológica ligada con guerra económica por sectores burgueses nacionales e internacionales que especulan con las divisas del pueblo venezolano o acaparan y contrabandean apoyados por todas las corporaciones mediáticas del planeta, hasta la organización de las violentas y asesinas “guarimbas”, a cargo de delincuentes, paramilitares colombianos y desclasados, que solo en febrero del año pasado costaron 43 muertos. También, en violación del derecho internacional, ha reforzado las sanciones contra Venezuela

La reciente reunión con los gobiernos del Caricom del vicepresidente estadunidense, Richard Biden, se proponía destruir Petrocaribe, ejemplar instrumento de solidaridad con esos países ideado por Chávez, aunque se ha filtrado que el funcionario también conspiró groseramente contra el presidente Maduro.

La presencia provocadora e injerencista en Caracas de tres ex presidentes latinoamericanos, cuestionados en sus países por su irrespeto a los derechos humanos, da una medida de quienes apoyan a la oposición golpista venezolana, pues días antes el presidente Maduro había recibido el apoyo de sus colegas de la Celac frente a los planes desestabilizadores.

En la disputa por la hegemonía mundial se abre un importante capítulo en ALC desde ahora hasta la Cumbre de las Américas. La diplomacia yanqui se está empleando a fondo para tender una emboscada allí contra Cuba y Venezuela e intentar dividir a los gobiernos latinoamericanos y caribeños. El tiro les saldrá por la culata.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Venezuela

-EEUU concibe a América Latina como su patio trasero y le impone condiciones

 Maduro rechaza las declaraciones injerencistas del vicepresidente de EEUU
Diego Olivera

 

Extractivismo delincuencial y la metástasis del capitalismo rentístico venezolano
Emiliano Teran Mantovani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s