Galería

CLACPI está constituida por 48 organizaciones de Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragüa, Perú, Venezuela, Argentina, Brasil, Canadá, Francia, Paragüay, España e Inglaterra, que a manera de red realizan diferentes actividades de colaboración


Estado fallido

 

El término Estado fallido es empleado por periodistas y comentaristas políticos para describir un Estado soberano que, se considera, ha fallado en la garantía de servicios básicos. Con el fin de hacer más precisa la definición, el centro de estudio Fund for Peace ha propuesto los siguientes parámetros:[1]

Por lo general, un Estado fallido se caracteriza por un fracaso social, político, y económico, caracterizándose por tener un gobierno tan débil o ineficaz, que tiene poco control sobre vastas regiones de su territorio, no provee ni puede proveer servicios básicos, presenta altos niveles de corrupción y de criminalidad, refugiados y desplazados, así como una marcada degradación económica. [1] Sin embargo, el grado de control gubernamental que se necesita, para que un Estado no se considere como fallido, presenta fuertes variaciones. [2] Más notable aun, el concepto mismo de Estado fallido es controvertido, sobre todo cuando se emplea mediante un argumento de autoridad, y puede tener notables repercusiones geopolíticas[2] [3]

En un sentido amplio, el término se usa para describir un Estado que se ha hecho ineficaz, teniendo sólo un control nominal sobre su territorio, en el sentido de tener grupos armados desafiando directamente la autoridad del Estado, no poder hacer cumplir sus leyes debido a las altas tasas de criminalidad, a la corrupción extrema, a un extenso mercado informal, a una  burocracia impenetrable, a la ineficacia judicial, y a la interferencia militar en la política.

Definición[editar]

El Gobierno Federal de Somalia, reconocido por la comunidad internacional, actualmente solo controla las áreas en azul. Nótese el estado autoproclamado de Somalilandia.

Algunos aclaman que no hay una clara definición, que se considere universal; de lo que se pueda denominar como un Estado fallido, pero la respuesta real se puede resumir en la falta de una autoridad unificada e influyente en todo término y que se considere como representante general y total de un territorio, en donde se agrupan varias etnias.[cita requerida]

Se puede decir que un estado tiene “éxito” si, en los términos de Max Weber, mantiene el monopolio del uso legítimo de la fuerza dentro de sus fronteras. Cuando no se da esta condición (por ejemplo cuando dominan el panorama los señores de la guerra, los grupos paramilitares, y/o se presentan sistemáticas acciones terroristas), la existencia misma del Estado resulta dudosa, y se considera que es fallido.

Sin embargo, existen serias dificultades a la hora de determinar cuándo un gobierno es fallido, pues no existe por ejemplo, unanimidad sobre lo que sea el “monopolio del uso legítimo de la fuerza”, comenzando por las complejas cuestiones subyacentes a la definición de “legítimo”.

El término también se emplea para referirse a un Estado que no es efectivo, y no es capaz de aplicar sus leyes de manera uniforme, registrando por ende, altas tasas o registros de criminalidadcorrupción políticamercado informalburocracia, ineficiencia judicial, interferencia militar en la política, o poderes civiles no estatales, con presupuesto y poder político muy superiores al del propio Gobierno.

Sin embargo, algunos analistas de renombre, consideran que el concepto no tiene “una definición coherente”, por tanto es manipulable tanto política como metodológicamente, y que presenta graves defectos, aparte de que no permite realizar efectivos aportes de conocimiento, presentándolo por ende como un ‘concepto fallido’. [3]

Índice de Estados fallidos[editar]

El centro de estudio estadounidense Fund for Peace (Fondo por la Paz) emite anualmente el Índice de Estados Fallidos (Failed States Index), que publica la revista Foreign Policy. Clasifica a los países basándose en doce factores, como la presión demográfica creciente, movimientos masivos de refugiados y desplazados internos; descontento grupal y búsqueda de venganza, huida crónica y constante de población; desarrollo desigual entre grupos; crisis económica aguda o grave; criminalización y deslegitimación del Estado; deterioro progresivo de los servicios públicos; violación extendida de los Derechos Humanos; aparato de seguridad que supone un ‘Estado dentro del Estado’; ascenso de élites faccionalizadas e intervención, de otros Estados o factores externos.[4]

2013[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2013” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente     Estable     Sustentable

178 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 35 fueron catalogados como “en alerta”, 91 “en peligro”, 38 como “estable”, 14 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2012 son indicados entre paréntesis. [5]

  1. Somalia (0)
    2.  República Democrática del Congo (0)
    3.  Sudán (0)
    4.  Sudán del Sur (Nuevo en el ranking)
    5.  Chad (-1)
    6.  Yemen (+3)
    7.  Afganistán (-1)
    8.  Haití (-1)
    9.  República Centroafricana (+1)
    10.  Zimbabue (-5)
  2. Irak (-1)
    12.  Costa de Marfil (-1)
    13.  Pakistán (-1)
    14.  Guinea (-2)
    15.  Guinea-Bisáu (0)
    16.  Nigeria (-2)
    17.  Kenia (-1)
    18.  Níger (+1)
    19.  Etiopía (+3)
    20.  Venezuela (-2)

2012[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2012” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente     Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 33 fueron catalogados como “en alerta”, 92 “en peligro”, 39 como “estable”, 13 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2011 son indicados entre paréntesis. [6]

  1. Somalia (0)
    2.  República Democrática del Congo (+2)
    3.  Sudán (0)
    4.  Chad (-2)
    5.  Zimbabue (+1)
    6.  Afganistán (+1)
    7.  Haití (-2)
    8.  Yemen (+5)
    9.  Irak (0)
    10.  República Centroafricana (-2)
  2. Costa de Marfil (-1)
    12.  Guinea (-1)
    13.  Pakistán (-1)
    14.  Nigeria (0)
    15.  Guinea-Bisáu (+3)
    16.  Kenia (0)
    17.  Etiopía (+3)
    18.  Burundi (-1)
    19.  Níger (-4)
    20.  Uganda (+1)

2011[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2011” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente     Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 35 fueron catalogados como “en alerta”, 88 “en peligro”, 40 como “estable”, 11 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2010 son indicados entre paréntesis. Hubo un empate en el puesto 18 entre Birmania y Guinea-Bissau.[7]

  1. Somalia (0)
    2.  Chad (0)
    3.  Sudán (0)
    4.  República Democrática del Congo (+1)
    5.  Haití (+6)
    6.  Zimbabue (-2)
    7.  Afganistán (-1)
    8.  República Centroafricana (0)
    9.  Irak (-2)
    10.  Costa de Marfil (+2)
  2. Guinea (-2)
    12.  Pakistán (-2)
    13.  Yemen (+2)
    14.  Nigeria (0)
    15.  Níger (+5)
    16.  Kenia (-3)
    17.  Burundi (+6)
    18.  Guinea-Bisáu (+6)
    19.  Birmania (-2)
    20.  Etiopía (-3)

2010[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2010” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente     Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 37 fueron catalogados como “en alerta”, 92 “en peligro”, 35 como “estable”, 13 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2009 son indicados entre paréntesis. Hubo un empate en el puesto 19 entre Corea del Norte y el Níger.[8]

  1. Somalia (0)
    2.  Chad (+2)
    3.  Sudán (0)
    4.  Zimbabue (-2)
    5.  República Democrática del Congo (0)
    6.  Afganistán (+1)
    7.  Irak (-1)
    8.  República Centroafricana (0)
    9.  Guinea (0)
    10.  Pakistán (0)
  2. Haití (+1)
    12.  Costa de Marfil (-1)
    13.  Kenia (+1)
    14.  Nigeria (+1)
    15.  Yemen (+4)
    16.  Birmania (-3)
    17.  Etiopía (-1)
    18.  Timor Oriental (+2)
    19.  Corea del Norte (-2)
    20.  Níger (+4)

2009[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2009” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente     Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 38 fueron catalogados como “en alerta”, 93 “en peligro”, 33 como “estable”, 13 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2008 son indicados entre paréntesis.[9]

  1. Somalia (0)
    2.  Zimbabue (+1)
    3.  Sudán (-1)
    4.  Chad (0)
    5.  República Democrática del Congo (+1)
    6.  Irak (-1)
    7.  Afganistán (0)
    8.  República Centroafricana (+2)
    9.  Guinea (+2)
    10.  Pakistán (-1)
  2. Costa de Marfil (-3)
    12.  Haití (+2)
    13.  Birmania (0)
    14.  Kenia (+12)
    15.  Nigeria (+3)
    16.  Etiopía (0)
    17.  Corea del Norte (-2)
    18.  Yemen (+3)
    19.  Bangladés (-7)
    20.  Timor Oriental (+5)

2008[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2008” de Foreign Policy

     En alerta     En peligro     No hay datos / Territorio Dependiente      Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 35 fueron catalogados como “en alerta”, 92 “en peligro”, 35 como “estable”, 15 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2007 son indicados entre paréntesis.[10]

  1. Somalia (+2)
    2.  Sudán (-1)
    3.  Zimbabue (+1)
    4.  Chad (+1)
    5.  Irak (-3)
    6.  República Democrática del Congo (+1)
    7.  Afganistán (+1)
    8.  Costa de Marfil (-2)
    9.  Pakistán (+3)
    10.  República Centroafricana (0)
  2. Guinea (-2)
    12.  Bangladés (+4)
    12.  Birmania (+2)
    14.  Haití (-3)
    15.  Corea del Norte (-2)
    16.  Etiopía (+2)
    16.  Uganda (-1)
    18.  Líbano (+10)[11]
    18.  Nigeria (-1)
    20.  Sri Lanka (+5)[12]

2007[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2007” de Foreign Policy

     En alerta     En peligro     Sin datos / Territorio Dependiente      Estable     Sustentable

177 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 32 fueron catalogados como “en alerta”, 97 “en peligro”, 33 como “estable”, 15 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2006 son indicados entre paréntesis.[13]

  1. Sudán (0)
    2.  Irak (+2)
    3.  Somalia (+4)
    4.  Zimbabue (+1)
    5.  Chad (+1)
    6.  Costa de Marfil (-3)
    7.  República Democrática del Congo (-5)
    8.  Afganistán (+2)
    9.  Guinea (+2)
    10.  República Centroafricana (+3)
  2. Haití (-3)
    12.  Pakistán (-3)
    13.  Corea del Norte (+1)
    14.  Birmania (+4)
    15.  Uganda (+6)[14]
    16.  Bangladés (+3)
    17.  Nigeria (+5)[15]
    18.  Etiopía (+8)[16]
    19.  Burundi (-4)
    20.  Timor Oriental (N/A)[17]

2006[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2006” de Foreign Policy

     En alerta     En peligro     Sin datos / Territorio Dependiente      Estable     Sustentable

146 Estados fueron incluidos en la lista, de estos 28 fueron catalogados como “en alerta”, 78 “en peligro”, 27 como “estable”, 13 como “sustentable”. Los peores 20 se nombran abajo. Los cambios en el ranking desde 2005 son indicados entre paréntesis.[18]

  1. Sudán (+2)
    2.  República Democrática del Congo (0)
    3.  Costa de Marfil (-2)
    4.  Irak (0)
    5.  Zimbabue (+10)
    6.  Chad (+1)
    7.  Somalia (-2)
    8.  Haití (+2)
    9.  Pakistán (+25)[19]
    10.  Afganistán (+1)
  2. Guinea (+5)
    12.  Liberia (-3)
    13.  República Centroafricana (+7)
    14.  Corea del Norte (-1)
    15.  Burundi (+3)
    16.  Yemen (-8)
    17.  Sierra Leona (-11)
    18.  Birmania (+5)[20]
    19.  Bangladés (-2)
    20.  Nepal (+15)[21]

2005[editar]

Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2005” de Foreign Policy
En alerta     En peligro     Estable / Sustentable / Sin datos / Territorio Dependiente

2005 fue el primer año que el Fondo por la Paz publicó la lista. 76 Estados fueron analizados, de los cuales 33 fueron clasificados como “en alerta” y 43 como “en peligro” (rankings mejores que “en peligro” no fueron establecidos en este año. Los peores 20 se nombran abajo.[22]

  1. Costa de Marfil
    2.  República Democrática del Congo
    3.  Sudán
    4.  Irak
    5.  Somalia
    6.  Sierra Leona
    7.  Chad
    8.  Yemen
    9.  Liberia
    10.  Haití
  2. Afganistán
    12.  Ruanda
    13.  Corea del Norte
    14.  Colombia
    15.  Zimbabue
    16.  Guinea
    17.  Bangladés
    18.  Burundi
    19.  República Dominicana
    20.  República Centroafricana

 

En medios de comunicación y en la conversación pública, el concepto “Estado fallido” ha sido usado para contextualizar y explicar fenómenos tan complejos como la ineficacia gubernamental, vacíos de poder local, violencia regional y falta de resultados en el sistema político mexicano.

El problema es que el concepto de “Estado fallido” está rodeado de mitos, por lo cual no es comprendido y se menciona sin tener fundamento en las discusiones públicas, por lo cual se hace un uso desinformado que genera exageraciones y desinformación. Por eso abro esta sección en el blog para aclarar de manera sencilla, breve y documentada lo necesario para entender el concepto.

Además de las repuestas sencillas, pego enlaces a documentos útiles para consultar y una bibliografía básica.

¿Qué significa Estado fallido?

El concepto “Estado fallido” significa el fallo del Estado para asegurar su función principal, que es en el concepto clásico de Max Weber, mantener el monopolio legitimo de la violencia política (Esty, D. C. 1995). Noam Chomsky (2008) ofreció un concepto de Estado fallido más amplio al categorizar no solo el monopolio de la violencia como motivo del fallo, también incluyó los objetivos del Estado.

En el concepto de Estado fallido se contempla en los sucesos políticamente más comprometedores como guerras civiles, inoperancia absoluta del gobierno, guerras con el exterior, existencia de guerrillas que disputan el control territorial y la ausencia absoluta del Estado de Derecho.

¿Cuál es el origen del concepto Estado fallido?

El concepto de “Estado fallido” deviene del reporte “State Failure Task Force Report” de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos en el año de 1995. El fin del reporte era identificar de manera cuantitativa que países podrían considerarse “fallidos” y por ende como riesgo a la seguridad internacional y la seguridad nacional de Estados Unidos.

Posteriormente en 2002, después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el Consejo de Seguridad de Estados Unidos, dependiente del presidente de los Estados Unidos, definió a los Estados fallidos como entes de riesgo a la seguridad nacional de Estados Unidos y estableció una estrategia integral para la intervención y cooperación en dichos países.

¿Qué conceptos de Estado contempla el Estado fallido?

Como se señaló previamente, el concepto de “Estado fallido” se ha fundamentado en dos visiones diferentes sobre el Estado. En primer lugar el concepto sociológico del Estado relacionado con su monopolio legítimo de la violencia. En segundo lugar basado en los objetivos del Estado, que en el caso de Chomsky son los objetivos proclamados por el mismo Estado.

En la teoría general del Estado no ha habido un consenso sobre el Estado y existe una diversidad amplia de corrientes de pensamiento. Es claro que el concepto sociológico de Weber y el jurídico han sido las visiones predominantes del Estado.

¿Por qué es un concepto en duda Estado fallido?

El concepto de Estado fallido ha sido cuestionado en la literatura académica y por expertos en asistencia internacional por ser considerado epistemológicamente impreciso, con incapacidad de ser útil para generar política pública, además de ser propagandístico y políticamente motivado.

Para Brooks (2005) el concepto de Estado fallido no explica bien las diferentes coyunturas que se viven en los países que tienen conflictos armados y guerras civiles que debilitan su existencia, incluso argumenta que hay una confusión entre Estado fallido y no-Estado donde hay una ausencia absoluta del Estado.

Para Joel S. Migdal (2011) el concepto de Estado fallido está basado en una trivialización del concepto de Estado que por sí mismo no comprende ni la visión sociológica de Weber (que el autor critica). Para Migdal hay cuestiones sobre la imagen del Estado coherente con la representación territorial y la capacidad de acción del Estado son mejores parámetros del mismo.

Para Aidan Hehir (2007) el concepto de Estado fallido fue vinculado políticamente al terrorismo internacional, haciendo pasar a los países así catalogados como “incubadoras” de actividad terrorista. Hehir critica esta postura y argumenta que no hay vínculo real entre terrorismo internacional y Estados fallidos.

Para Charles T. Call (2008) no hay utilidad en términos de política pública del concepto de Estado fallido. Argumenta que hay una excesiva agregación de factores que podrían determinarse como fallido a un Estado en los índices que se han creado. Luego expone que el concepto no puede ser correspondiente al de Estado fuerte. Explica que los índices tienen una carga notable de apoyo a la democratización. El concepto confunde la relación entre “estatalidad” y paz. Además argumenta que hay un paternalismo occidental y un poco entendimiento de la palabra fallar.

Finalmente para William Easterly y Laura Freschi (2010) critican el concepto de Estado fallido por cinco razones. Dicen que es confuso, no ha producido investigación relevante en economía política, no tiene concepto definido, que el único concepto coherente no aporta nada a entender la conducta del Estado y esta motivado de manera política.

¿Qué conceptos alternativos hay ha Estado fallido?

Charles T. Call (2008) propone tres conceptos alternativos a Estado fallido. Propone en caso de Estados colapsados los cuales el cual no pueda mantener el monopolio legítimo de la fuerza y no exista ni un nivel básico de funciones del Estado para el ciudadano, como lo es proveer de identidad jurídica, seguridad física, controlar el sistema de migración al exterior ni puedan realizar sus actividades cotidianas relacionadas con el gobierno, dejando esas funciones a entidades política diferentes. En este caso hay una patente situación de guerra civil o guerra al exterior.

Posteriormente argumenta que ante la debilidad institucional de un Estado se vea como alternativa al Estado débil, donde a diferencia del primero no existe una guerra o conflicto violento a escala nacional y donde hay funciones básicas del Estado. Aquí el matiz propuesto por Call está en cierto número de instituciones las cuales con funciones deficientes pero no en su totalidad.

Propone además el concepto de Estados transformados por guerras regionales, donde las funciones del Estado están más bien focalizadas regionalmente. Además propone que para no entrar en categorizaciones sobre la democracia el concepto de Estado autoritario ya existente es la alternativa idónea.

¿Qué significa Estado débil?

En el caso de Estado débil, Susan Rice, Stewart Patrick (2008) y Francis Fukuyama (2004) lo definen como un nivel de falta de estatalidad y como nivel de falta de funciones para actuar en el territorio. La estatalidad en los autores es la medida en la cual cumple el Estado con sus funciones jurídicas y de seguridad básicas, y de funcionalidad como la capacidad del Estado en interceder en la vida cotidiana en el país.

Es decir, un Estado débil puede verse en como el Estado asegura la seguridad nacional y humana, además de cómo actúa en asuntos del país. Un Estado con baja estatalidad sería uno que tiene impunidad y violencia regional. Un país con baja funcionalidad es uno donde tiene bajos niveles regulatorios.

¿Cómo se mide el Estado fallido y el Estado débil?

Desde el reporte de la CIA se ha tratado de medir la “estatalidad”, la funcionalidad y que tan fallido o débil es un Estado. En el caso de la CIA y de Fund for Peace se hace por medio de la construcción de un índice que concentra los datos que indiquen violencia política y ausencia de seguridad. El caso del Instituto Brookings se pondera de manera equitativa tanto estatalidad como funcionalidad.

¿Es México un Estado fallido ó débil?

México en el conjunto de definiciones sobre Estado fallido y en los índices creados no ha sido considerado un Estado “fallido”. En el índice de Fund for Peace sobre Estados fallidos esta en el lugar 98 de 177 países, considerado en “Estado en emergencia medio”, con un puntaje de 73.6 de 120. En el índice de debilidad estatal del Brookings México es el país 120 de 141 países medidos, con un puntaje de 7.83 en el cuantía  superior de no-debilidad, es decir, se encuentra entre los Estados más fuertes del mundo, excepto en los indicadores políticos donde está en el segundo cuantil y en seguridad en el tercer cuantil, donde en seguridad social, seguridad social y producto per cápita es superior tiene el primer cuantil.

México se encuentra debajo de Colombia, Nicaragua, Venezuela y los demás conocidos países débiles, superior a México de países latinoamericanos se encuentra Uruguay y Costa Rica.

Es de notarse que los índices han registrado la guerra contra el narcotráfico, las deficiencias del sistema de justicia y el aumento de la violencia en los rubros de seguridad. A pesar del deterioro de la situación de seguridad no ha colocado a México al lado de países los cuales viven en guerras civiles, conflictos armados y donde la violencia se ha generalizado a diferencia de México donde es regionalizada y focalizada.

Se anexa abajo los enlaces a los índices para verificar y comparar la información aquí presentada.

 

Bibliografía

Brooks, Rosa Ehrenreich (2005), “Failed States, or the State as Failure?”, The University of Chicago Law Review, 4(27), Autumn, pp. 1159-1196.

Call, Charles T. (2008), “The Fallacy of the Failed State”, Third World Quarterly, 29(8), pp. 1491-1507.

Chomsky, Noam (2008), Estados fallidos, México, ediciones B.

Easterly, William y Freschi, Laura (2010). “Why is “failed state” a failed concept”, Aidwatch (blog), 13 de enero.

Esty, D. C., Goldstone, J. A., Gurr, T. R., Surko, P. T., y Unger, A. N. (1995),State Failure Task Force ReportCentral Intelligence Agency.

Fukuyama, Francis (2004), La construcción del Estado: Hacía un Nuevo orden mundial en el siglo XXIBarcelona, EdicionesB.

Hehir, Aidan, (2007), “The myth of the Failed State and the War on Terror: A Challenge to the Conventional Wisdom”, Journal of Intervention and Statebuilding, 1(3), pp. 307-332.

Migdal, Joel S. (2011), Estados débiles, Estados fuertes, México, FCE.

Reportes de Estado fallido y débil

Rice, Susan E. y Stewart, Patick (2008), Index of state weakness’ in the development world, New York, the Brookings Institution.

Failed State Index, Fund for Peace.

 

¿Qué es un Estado fallido?

El término de Estado fallido aparece con relativa frecuencia en la prensa internacional e incluso, cada vez más recientemente, en la nacional. Pero, ¿qué significa exactamente? ¿Estamos haciendo referencia al mismo concepto cuando hablamos de Somalia que de Grecia?. Antes de seguir leyendo, piensa en cómo definirías un Estado. Seguro que, de una manera u otra, te acercas a las definiciones de Raymond Carré de Malberg o Max Weber que incluyen los términos: Comunidad de hombres, territorio, potestad superior y monopolio de la fuerza. Ahora piénsalo en sentido contrario. Eso es un Estado fallido.

 

Fund for Peace es quien se encarga de preparar el Índice de Estados fallidos, que es publicado anualmente por Foreign Policy. Según la organización, el atributo más común de un Estado que está fallando es la pérdida de control físico de su territorio o el monopolio del uso legítimo de la fuerza. Otros atributos de fracaso estatal incluyen la merma de la autoridad para tomar decisiones colectivas, la incapacidad para proveer servicios públicos razonables y la incapacidad para interactuar con otros estados como miembro pleno de la comunidad internacional.

El índice se realiza clasificando los 178 países según una puntuación que resulta de la suma de 12 indicadores, sociales, económicos, políticos y militares, que se evalúan individualmente de 0 (totalmente estable) a 10 (totalmente fallido). Se abarca una amplia gama de elementos de fracaso del Estado, como la corrupción generalizada, la imposibilidad de recaudar impuestos, las presiones demográficas severas, la fuga de cerebros y la degradación ambiental.

En la edición de 2013 hay 16 Estados en alerta y se profundiza en el caso de Congo (Nº2), Egipto (Nº34) y Grecia (Nº138), cuyas lecturas recomiendo. España se encuentra en el puesto 149 y supera la puntuación de 5 en los indicadores de revueltas sociales, pobreza o grave declive económico y auge de élites segregadas, los que más han empeorado en los últimos años.

En conclusión, es difícil hablar de un Estado fallido pleno. El índice mencionado se centra en una definición mínima del Estado, donde Somalia constituye el paradigma de Estado fallido por excelencia. Sin embargo, hay países como China o México que se encuentran en zonas de riesgo por contar con determinados indicadores alejados de niveles de estabilidad normales, pero que no han fallado como Estado en sentido amplio.

Vía| Foreign PolicyFund for Peace

Más información| Failed States Index 2013: The bookCongo, The Invisible StateEgypt, You can’t eat ShariaGrece Europe’s Basket case

Imagen| Fund for PeaceForeign Policy 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s