Galería

Designado ministro del Interior invocó Ley Antiterrorista cuando era gobernador de Arauco


Rodrigo Peñailillo, quien se desempeñará como ministro del Interior en el futuro periodo presidencial de la mandataria electa, Michelle Bachelet, invocó la Ley Antiterrorista en contra del fundador de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, cuando era gobernador de Arauco. Peñailillo, cuando asumió el cargo que se le designó, dijo que “aquí hay una posición muy clara, no la vamos a aplicar (Ley Antiterrorista) en ciertas situaciones, este es un tema que tenemos zanjado y la opinión pública lo sabe desde la campaña”.

El futuro ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, cuando se desempeñaba como gobernador de Arauco en 2002, invocó la Ley Antiterrorista en contra de Héctor Llaitul, ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y fundador de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), según indica La Segunda.

Todo comenzó el 15 de abril de 2002 cuando seis sujetos con el rostro cubierto interceptaron a dos choferes, Antonio Boisër y Antonio Boisër Cruces en Tirúa, y los amenazaron con armas de fugo. Boisër padre tardó un momento en bajar del camión, y le dispararon. Acto seguido, los encapuchados les quemaron los camiones. La víctima perdió un ojo, por lo que ya no puede realizar su trabajo de camionero. Su hijo logró reconocer a Llaitul como “el que parecía ser el jefe”.

El futuro ministro presentó una querella por homicidio en grado frustado, incendio y daños, argumentando su preocupación por “una conmoción e inseguridad inusitada”. Esto se contradice con lo que señaló cuando fue nombrado en su cargo: “Aquí hay una posición muy clara, no la vamos a aplicar (Ley Antiterrorista) en ciertas situaciones, este es un tema que tenemos zanjado y la opinión pública lo sabe desde la campaña”, expresó.

Cabe recordar que la futura presidenta Bachelet invocó cuatro veces esta normativa durante su anterior periodo presidencial. En su campaña calificó este hecho como un “error” y se comprometió “firmemente a la no aplicación”, contra “miembros de los Pueblos Indígenas por actos de demanda social”.

El informe Aleuy

Tras su designación como futuro subsecretario del Interior, al dirigente socialista se le encomendó la tarea de elaborar un catastro con los principales conflictos que deberá enfrentar el gobierno de Bachelet a contar de marzo. En medio de esa tarea, el hombre de confianza de la presidenta electa debió liderar hace algunos días una exhaustiva investigación, que sellará la suerte de algunas de las autoridades cuestionadas.

por G. Faúndez, H. López y A. Trujillo – 15/02/2014 – 02:45

 

En el aeropuerto de Santiago, donde poco después tomaría un vuelo rumbo a México -uno de sus lugares habituales de vacaciones-, el futuro subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, realizó la noche del sábado 8 sus últimos llamados a varios parlamentarios y dirigentes de la Nueva Mayoría.

Desde el martes 4 que Aleuy -militante socialista, 56 años, casado- no había tenido un minuto de descanso, tratando de desactivar la crisis que se había desatado tras una serie de cuestionamientos a las designaciones de ministros, subsecretarios e intendentes del futuro gobierno de Michelle Bachelet.

Esa mañana, de acuerdo a la versión de sus cercanos, el dirigente socialista se incomodó al enterarse por teléfono de la renuncia de Claudia Peirano a la Subsecretaría de Educación.

Como varios en la Nueva Mayoría, Aleuy encendió la TV y vio cómo Peirano -escoltada por el futuro titular de la cartera, Nicolás Eyzaguirre- anunciaba que “daba un paso al costado”, a sólo una semana de ser convocada por Bachelet para trabajar en su segundo mandato.

Fue entonces que el futuro subsecretario del Interior tomó las riendas de la crisis y dio curso a una completa revisión de los antecedentes de las autoridades designadas, que derivó en un informe con el listado de los casos que presentan problemas para asumir el 11 de marzo.

Cuatro días después, y desde la terminal aérea, Aleuy comentó parte de las conclusiones de su trabajo a los jefes de partido y dirigentes de la Nueva Mayoría que han enfrentado la crisis: Fuad Chahín, de la DC; Alejandro Bahamondes, del PPD; Juan Carlos Paillalef, del PR; Juan Andrés Lagos, del PC, y Osvaldo Andrade, del PS, además de algunos parlamentarios con los que tomó contacto.

En el señalado llamado telefónico, Aleuy no sólo les ratificó que había dado término a su labor, sino que también les advirtió que se incluyeron nuevos casos de autoridades que podrían ser objeto de cuestionamientos (ver nota secundaria).

Aunque el futuro subsecretario del Interior se guardó los detalles de la nómina de funcionarios que tendrían problemas para asumir el 11 de marzo, sí les informó que cada caso iba acompañado de una propuesta de vía de acción, cuya ejecución quedará en manos de la presidenta.

Aleuy remató las conversaciones señalando que la minuta con los antecedentes sería enviada directamente a Bachelet y que “no habría novedades” hasta el regreso de las vacaciones de la mandataria electa -quien se encuentra en Caburgua-, previsto para el 24 de febrero.

Aún más, en la Nueva Mayoría señalaron que el trabajo del personero socialista definirá un nuevo estándar de revisión para los nombramientos todavía pendientes. Y es que el proceso de designaciones para cargos en la futura administración aún no finaliza. Por ejemplo, aún resta elegir a los destinatarios de 53 gobernaciones, 230 secretarios ministeriales regionales (seremis), embajadores y jefes de servicio.

CORTAFUEGOS DE BACHELET

La rápida reacción de Aleuy frente a la crisis de las nominaciones, afirman en la Nueva Mayoría, se debe no sólo al perfil del futuro subsecretario -a quien se considera un hábil operador político- o a la ausencia del futuro comité político de Bachelet, integrado por Rodrigo Peñailillo (Interior), Ximena Rincón (Segpres), Alvaro Elizalde (Segegob) y Alberto Arenas (Hacienda), quienes se encuentran de vacaciones.

Lo cierto es que por esos días el personero socialista trabajaba con un mandato mayor: la elaboración de un catastro de todos los eventuales focos de conflictos que deberá enfrentar el segundo gobierno de Michelle Bachelet a contar de marzo. Un trabajo para el cual Aleuy ya había encabezado algunas reuniones y se había coordinado con otras futuras autoridades.

Desde que fue oficializado su nombramiento como futuro subsecretario del Interior, Aleuy abrió una ronda de conversaciones con un amplio espectro de líderes de la Nueva Mayoría, entre ellos, alcaldes, diputados y senadores.

El propósito era generar una radiografía de potenciales problemas con el objetivo de anticipar soluciones al futuro gobierno. El propio Aleuy ha comentado a algunos personeros del futuro oficialismo que el documento ya tiene un nombre tentativo -“matriz de conflictos”- y será la base del trabajo del Ministerio del Interior a partir del 11 de marzo.

Quienes han participado de la ronda de conversaciones liderada por el personero socialista aseguraron que éste ha clasificado los potenciales conflictos en tres áreas.

La primera está rotulada como “inminente” y contiene aquellas situaciones que pueden generar problemas durante los primeros tres meses de instalación del gobierno.

En esta área, por ejemplo, se ubica el reciente acuerdo suscrito por el gobierno de Sebastián Piñera con los portuarios, en el que se comprometió a enviar en marzo un proyecto de ley con cargo al Fisco para una compensación por hasta $ 6 millones para aquellos trabajadores que hayan cumplido con faenas durante los últimos años.

El acuerdo fue criticado por la propia Bachelet, durante el encuentro realizado a fines de enero en Termas de Jahuel, y en el que reunió por primera vez a su futuro gabinete.

El segundo ítem del informe elaborado por Aleuy contiene los “posibles conflictos” que se pueden activar durante el primer año de gestión de la mandataria electa.

Y una tercera fase del documento contempla aquellos problemas que “podrían transformarse en conflictos”.

La recopilación realizada por Aleuy, en todo caso, también discrimina entre conflictos de carácter nacional o regional y aquellos de índole pública o privada.

Además del tema portuario, en la lista de preocupaciones que maneja el futuro gobierno se encuentran tópicos como el conflicto de algunas regiones con el sistema de salud pública, potenciales rebrotes de movimientos regionales (Calama, Aysén, Magallanes, Freirina, entre otros), las demandas de subcontratistas de la minería, así como la tramitación de proyectos energéticos que generan resistencia entre grupos ambientalistas (especialmente HidroAysén).

El trabajo del personero socialista -que mantuvo coordinación durante los últimos días con el futuro jefe de gabinete, Rodrigo Peñailillo- es considerado clave en las filas de la Nueva Mayoría.

Para nadie es un misterio que las altas expectativas generadas respecto de un segundo mandato de Bachelet son un tema de preocupación incluso para la propia presidenta electa. A ello se agregan el empoderamiento de los movimientos sociales y el interés de algunos sectores de la Nueva Mayoría por sintonizar con las demandas de la calle, lo que genera un escenario de especial complejidad para el gobierno que se estrena en marzo.

El escaso tiempo del que se dispone, además, para implementar las reformas prometidas -a la educación, tributaria y a la Constitución- hace aún más complejo el escenario.

TRABAJO DE INTELIGENCIA Y “LEY MORDAZA”

Son todos estos factores los que han alimentado otra de las obsesiones de Aleuy: el fortalecimiento del sistema de inteligencia dependiente de Interior para anticipar conflictos.

En privado, el PS ha comentado que una de las fallas de origen de la actual administración fue su Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), a la que se atribuye haber demostrado total incapacidad en la detección de antecedentes para prevenir y detener oportunamente la evolución de focos de problemas.

A la espera de lo que serán sus primeras acciones como subsecretario del Interior en el reforzamiento de la ANI, el problema suscitado con las nominaciones ratificó el estilo con el que se pretende enfrentar los conflictos: mano dura y discreción total.

Además de conformar un equipo especial para revisar los antecedentes de todas las autoridades designadas, el propio Aleuy contactó a personeros de distintos partidos para hacer consultas, invitó a varios cafés en los alrededores del PS a otros tantos y preguntó directamente a las autoridades designadas si vislumbraban alguna situación que pudiera alimentar cuestionamientos a sus nombramientos.

Una de sus mayores preocupaciones fue evitar que los cuestionamientos terminaran produciendo dimisiones por “goteo”, lo que -según transmitió- podría generar un daño mayor. Por ello, administró personalmente los dos casos que aparecen más complejos: los designados subsecretarios de Bienes Nacionales, Miguel Moreno (PR), y de Agricultura, Hugo Lara (DC).

Moreno, quien ha sido cuestionado luego de ser condenado en 2011 en una causa por ofensas al pudor, indagada por la Fiscalía de Ñuñoa, recibió la llamada del socialista apenas estalló su caso.

Si bien en el PR eran partidarios de que el ex candidato a diputado por San Felipe hiciera una intervención pública para defenderse de las imputaciones, el futuro subsecretario de Interior le pidió evitar cualquier tipo de pronunciamiento sobre el tema.

Y aunque Moreno le hizo llegar por correo electrónico todos los antecedentes legales de su caso, el futuro subsecretario del Interior se encargó de cotejar los datos con varios otros dirigentes radicales.

El caso del DC Hugo Lara supuso, sin embargo, un escenario más complejo para el personero socialista, ya que el designado subsecretario de Agricultura alcanzó a redactar una carta de renuncia para Bachelet.

Apenas fue advertido de la carta, Aleuy tomó el teléfono y se comunicó con él para transmitirle la necesidad de mantener la política de silencio definida por la presidenta electa. Después de dicha conversación, Lara viajó hasta la Región del Maule, para refugiarse en la residencia de sus padres.R

http://www.elciudadano.cl/2014/02/14/102409/el-extenso-prontuario-policial-del-testigo-protegido-de-la-fiscalia/

El extenso prontuario policial del testigo protegido de la Fiscalía

 

Condenado en 9 causas judiciales, 5 de ellas por Ley Antiterrorista, Raúl Castro Antipán no ha pasado ningún día en prisión. A continuación parte de la historia del polémico testigo protegido de la Fiscalía.

El martes pasado, en medio del juicio “Peaje Quino” en el Tribunal en lo Penal de Angol, Raúl Castro Antipán, un delincuente de extenso prontuario policial, reveló que se había infiltrado remunerado por Carabineros al interior de comunidades mapuche, reconociendo que la Dipolcar y la Fiscalía incluso le estaban pagando el departamento donde vive. Entre 2009 y 2011 cerca de 30 comuneros fueron encarcelados por el testimonio de Castro Antipán.

Pese a que en las últimas horas la Fiscalía de la Araucanía negó que Castro Antipán fuera un “informante” del organismo -como lo consignó la radio Bío Bío y lo han denunciado los propios abogados de los comuneros mapuche- durante la declaración en el tribunal, el joven hizo al menos dos menciones sobre la reunión con los fiscales de la zona.

“Era informante, eso partió en febrero del 2009 (…) Partió en una entrevista que yo tuve con ellos (Dipolcar) me ofrecieron participar como informante e infiltrar la Coordinadora (Arauco Malleco) para desarticularla, a cambio era logra beneficio por una detención que tuve en el Regimiento de Coyhaique por hurto de material de guerra”, señaló. “Me empezaron a enseñar técnicas de inteligencia para infiltrarme en la organización”, agregó. En su testimonio el joven señala a los fiscales Miguel Angel Velazquez y Sergio Moya como sus contactos, con quienes sostuvo diversos encuentros.

El abogado Nelson Miranda, defensor de comuneros mapuche, aseguró a radio Cooperativa que el testigo protegido estaba relacionado con los servicios de inteligencia. Castro no es ningún desconocido para las comunidades, porque ya había sido delator compensado en otro juicio contra mapuches, donde también se llegó a la absolución. “El estaba como informante infiltrado a cargo de los servicios de inteligencia de Carabineros. Hay que entender que el episodio llamado Turbus fue en junio del año 2009, dio muchos detalles acerca de la relación que tenía con la gente de los servicios de inteligencia, de hecho hasta el día de hoy le arriendan un departamento”, detalló Miranda.

El profesional añadió que la relación de Castro Antipán con Carabineros “comenzó porque tuvo un problema mientras hacía el servicio militar en Coyhaique, lo acusaron de robo de material de guerra y los policías le dijeron que si trabajaba con ellos le iban a solucionar ese problema”. Miranda y su colega Sebastián Saavedra, del Centro de Investigación y Defensa Sur, esperan la sentencia absolutoria y estudiarán demandar al Estado, pues consideran que se han infringido las garantías constitucionales de los comuneros al ser acusados por la ley Antiterrorista siendo menores de edad.

En tanto, el abogado Lorenzo Morales, aseveró también a Cooperativa que Castro Antipán es conocido por esta delación compensada en La Araucanía. “Las comunidades y los abogados defensores sabíamos de este tema desde el año 2009. Se vinieron denunciando de distintas maneras a través de la prensa y para recibir algunos familiares en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, cuestión que no ocurrió nunca”, recordó. “El nombre Raúl Castro Antipán es antiguo, si uno lo googlea solamente hay opiniones de defensores y de comunidades que se sienten presionadas por él. Es un caso de extrema gravedad, único, siempre se vio en doctrina que la delación compensada tenía estos bemoles”, recalcó.

Extenso prontuario

Hurto de material de guerra, posesión de marihuana, porte ilegal de arma de fuego y desordenes públicos constituían parte del prontuario policial de Castro Antipan al momento de ser reclutado como informante de Carabineros y, más tarde, testigo clave de la Fiscalía en juicios contra mapuches, ello en febrero del año 2009. A partir de entonces -y tal como lo declaró en el juicio oral- participó de una serie de atentados en la zona sur, ello con el objetivo de inculpar más tarde en juicio a dirigentes y militantes mapuche. En todos estos delitos, de los cuales era autor confeso, fue condenado a bajas penas en juicios abreviados pactados con la Fiscalía.

El año 2010, el Tribunal de Garantía de Victoria lo condenó como autor de diversos delitos; autor de amenaza terrorista (a 61 días), autor de homicidio frustrado terrorista (a 541 días) y autor de incendio de cosa mueble (3 años y un día). Por su colaboración con la Fiscalía se le concedió la medida alternativa de libertad vigilada. El año 2012, en la denominada causa Tur Bus fue condenado a tres penas de 61 días como autor de los delitos consumados de infracción al artículo 2 Nº2 de la ley de 18.314 (atentado contra bus de pasajeros en carácter terrorista); como autor del delito de amenazas, descrito y sancionado en el artículo 7 inciso 2º de la ley 18.314 (Ley Antiterrorista) y tres delitos de daños simples.

Pese a todas estas condenas, se le concedió el beneficio de la remisión condicional de la pena, con la conformidad del Ministerio Público, una medida que a juicio del abogado Jaime Madariaga, defensor de los comuneros imputados en 2013 en el caso Peaje Quino y luego absueltos, constituiría una grave irregularidad, al no cumplir Raúl Castro Antipan los requisitos de la ley 18.216, que regula los beneficios de cumplimiento alternativo de condenas.

“Este señor fue condenado por crimen y ha sido condenado a penas que en total suman 5 años y 55 días. Es el único ciudadano en Chile que con penas superiores a 5 años y 1 día no ha pasado jamás un día en prisión”, señaló Madariaga a Azkintuwe. “Castro Antipán mañana mismo debería ser ingresado a prisión a cumplir su condena”, subrayó el profesional.

Por Pedro Cayuqueo

Azkintuwe

Imagen: Agencias

http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/pueblos-originarios/mapuche/dirigentes-mapuche-piden-claridad-por-supuesto-infiltrado-en-comunidades/2014-02-15/012020.html

Dirigentes mapuche piden claridad por supuesto infiltrado en comunidades

“En La Araucanía hay una complicidad entre los agricultores, Carabineros y el Estado”, señaló César Cheuquel.

“Habla muy mal del profesionalismo o, en este caso, de la capacidad que tendría el Ministerio Público”, añadió Rodrigo Curipán.

Publicado: 00:57 | Autor: Cooperativa.cl

 

Archivo UPI

 

“El Estado pierde toda la credibilidad”, sentenció César Cheuquel.

 

El dirigente mapuche César Cheuquelde la asociación We Waiñ, calificó como graves estos hechos y exigió al Estado y a Carabineros hacer claridad respecto a Raúl Castro Antipán, el supuesto infiltrado en comunidades de la Región de La Araucanía.

“Siempre hemos sostenido que en La Araucanía hay una complicidad entre los agricultores, Carabineros y el Estado en general, con el único propósito de criminalizar nuestras justas demandas como pueblo”, aseveró.

“Pensamos que el Estado debe hacer claridad a la opinión pública respecto a la participación de este supuesto agente infiltrado que está bajo el alero de Carabineros. Como mapuche exigimos al Estado que se clarifique al respecto, porque de lo contrario el Estado pierde toda la credibilidad”, añadió.

En tanto, Jorge Huenchullánwerken de la comunidad autónoma Temucuicui, señaló que a los comuneros “los han perseguido, se ha judicializadose ha criminalizado nuestra lucha mediante estos métodos del Gobiernodel Estadode incorporar agentes encubiertos parade esa maneradesprestigiar a nuestro legítimo movimiento político-social mapuche“.

Por su parte, el werken de la comunidad Ranquil MallecoRodrigo Curipán, sentenció que “a prácticamente tres años que fue la investigación por Ley Antiterrorista, que había un agente encubiertoque lo hicieron pasar por testigoque además lo hicieron pasar como imputado,habla muy mal del profesionalismo oen este casode la capacidad que tendría el Ministerio Público para llevar a cabo todo tipo de investigación”.

Evidentemente quedan en duda todos los procesos que nosotros hemos dicho que los mapuche que están en la cárcel son inocentes. Se están buscando este tipo de hechos para poder desviar la atención pública y tergiversar la demanda que tiene el pueblo mapuche en conjunto contra el Estado chileno”, concluyó Curipán.

 

http://radio.uchile.cl/2014/02/14/lonko-de-comunidad-temucuicui-autonoma-anuncia-demanda-al-estado-por-infiltrado-de-carabineros

Lonko de Comunidad Temucuicui Autónoma anuncia demanda al Estado por infiltrado de Carabineros

Oriana Miranda | Viernes 14 de febrero 2014 – 19:46 hrs. | 3

 

Víctor Queipul es lonko de la comunidad Temucuicui Autónoma y tío de Patricio Queipul, quien tenía quince años cuando fue acusado del atentado al Peaje Quino, por el cual pasó un año en prisión preventiva antes de ser absuelto. El líder mapuche asegura que casos como el de Raúl Castro Antipán, agente infiltrado de Carabineros y testigo protegido de la Fiscalía cuyo testimonio ha apresado a decenas de mapuches, son una estrategia del ministerio del Interior en la zona, por lo que anunció que exigirán tanto a Carabineros como al Estado asumir su responsabilidad.

Pese a nunca haberlo visto ni hablado con él, Víctor Queipul, lonko de la comunidad Temucuicui Autónoma, conoce perfectamente a Raúl Castro Antipán, estudiante de 23 años que desde 2009 se desempeñó como infiltrado de Carabineros en territorio mapuche, participando de atentados incendiarios e inculpando a decenas de comuneros, quienes luego de pasar incluso años en prisión preventiva resultaron absueltos.

Así lo reconoció este miércoles en el Tribunal de Angol, cuando admitió su participación en el atentado al peaje de Quino y en el caso denominado “Tur Bus”, de julio de 2009, en el que incluso tuvo tiempo de avisar con un día de anticipación a Carabineros.

El lonko es también tío de Patricio Queipul, quien en 2009 fue sindicado como uno de los dos responsables del atentado al peaje Quino y juzgado bajo la ley antiterrorista, pese a tener tan solo 15 años.

El testimonio de Raúl Castro Antipán operó como la prueba con la que la Fiscalía encarceló a Patricio Queipul y Luis Melinao, de la comunidad Cacique José Guiñón. Si bien nueve personas fueron investigadas por el atentado, solo los dos menores de edad quedaron en prisión.

A juicio de Víctor Queipul, que hayan sido precisamente los familiares cercanos de líderes de comunidades emblemáticas en la lucha por la recuperación de sus tierras quienes hayan sido acusados por actos terroristas responde a un montaje de la policía  para deslegitimar esta demanda.

Asimismo, advierte que desde la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal, la Fiscalía ha infiltrado sistemáticamente a jóvenes en las comunidades mapuche, incluso pagándoles un salario por sus servicios.

“El Ministerio Público ha reclutado gente de las comunidades para que puedan empezar a declarar en contra de sus propios peñis en las comunidades, a cambio de un pago. Eso ha sido denunciado, incluso después de que se realizan los juicios estos mismos testigos protegidos han salido diciendo que a ellos les pagan un poco, 300 mil pesos, 500 mil e incluso un millón mensual”, afirma.

Si bien Raúl Castro Antipán negó recibir un sueldo de la Fiscalía o de Carabineros por haberse infiltrado en las comunidades para realizar atentados incendiarios y posteriormente inculpar a otros jóvenes mapuche, sí admitió el pago de un departamento “como medida de seguridad”.

La comunidad Temucuicui Autónoma está buscando ayuda jurídica para exigir al Estado aclarar su responsabilidad en estas irregularidades.

“Esto es un abuso de poder. Las instituciones son del Estado y alguien tiene que responder. Le hemos pedido al ministro del Interior que se pronuncie, pero no ha hablado. Ni el intendente ni Carabineros se han pronunciado sobre el asunto. A mediados de la otra semana vamos a presentar acciones legales contra el uso de este testigo protegido. Carabineros tiene que responder, porque son ellos los que están involucrados en los atentados: Raúl Castro Antipán manifestó que él sabía antes de que ocurra cualquier atentado y que le informaba a Carabineros. Aquí hay alguna mano negra que tiene que aclararse”, asevera.

El silencio de las autoridades se suma al del duopolio de la prensa, algo que no pasa desapercibido para el lonko. “Cuando tomaron presos a los peñispor la ley antiterrorista hacían fila llegando a las comunidades para entrevistarnos, mostrándonos como unos verdaderos terroristas, mientras ahora brillan por su ausencia”, comenta.

 

http://www.biobiochile.cl/2014/02/14/comision-de-ddhh-visita-a-comuneros-detenidos-en-concepcion-y-llama-al-gobierno-a-abordar-conflicto.shtml

Comisión de DDHH visita a comuneros detenidos en Concepción y llama al Gobierno a abordar conflicto

 

 

Archivo | Víctor Salazar | Agencia UNO

Publicado por Carolina Reyes | La Información es de Fabián Polanco

 

Un llamado al futuro gobierno de Michelle Bachelet, para abordar con urgencia el conflicto indígena, realizó desde Concepción la Comisión de Observación y Resguardo de los Derechos Humanos de los Pueblos Originarios. La agrupación comenzó en El Manzano una visita a los mapuche detenidos en las distintas cárceles del país.

Esta comisión la integran representantes de distintas organizaciones sociales, como la CUT y la Fech, además de académicos y también dirigentes de agrupaciones de derechos humanos tanto chilenas como extranjeras.

Entre sus miembros está Juana Aguilera, presidenta de la Comisión Etica contra la Tortura, quien explicó que decidieron comenzar en Concepción un recorrido por distintas cárceles, para conocer la situación de los detenidos mapuche y también para llamar la atención en la necesidad de que la próxima administración tenga entre sus prioridades el conflicto en la zona indígena.

A través de un documento hecho llegar ya a Michelle Bachelet, la Comisión de Observación y Resguardo de los Derechos Humanos de los Pueblos Originarios plantea una serie de iniciativas, algunas de las cuales fueron puntualizadas por Sergio Grez, historiador de la Universidad de Chile.

El interés de la agrupación de visitar a los llamados prisioneros se enmarca en este llamado, pero también en la necesidad de verificar la situación de presos como Héctor Llaitul, en El Manzano, o de Emilio Berkhoff, en la cárcel de Lebu, y otros en los penales de Temuco y Angol.

Según el observador de derechos humanos, Manuel Andrade, Gendarmería está dando un trato discriminatorio a los detenidos en distintos ámbitos.

Otro grave problema que denunció la Comisión para los Pueblos Originarios es la forma -dijeron- en que el Ministerio Público y las policías están llevando a tribunales a comuneros, utilizando infiltrados en las comunidades como se conoció durante el juicio a dos mapuche en Angol.

 

http://www.eldinamo.cl/2014/02/14/juan-patricio-queipul-el-estado-me-robo-la-ninez/

Juan Patricio Queipul: “El Estado me robó la niñez”

14 de febrero de 2014 – 20:19 | Por: Carolina Rojas | 1  

 

Habla uno de los jóvenes absueltos del juicio “peaje Quino” donde el testimonio del supuesto infiltrado en la zona mapuche fue el único medio de prueba. El joven denuncia años de persecución y hoy se atreve a hablar. “Vamos a poner una demanda”, dice convencido.

Patricio Queipul, ahora tiene 19 años y los ojos grandes y taciturnos como la mayoría de los niños y jóvenes de la comunidad. De muy pequeño, se crió con su tío, el lonko Víctor Queipul, desde que su madre se fue rumbo al norte en busca de trabajo. “Patito”, como lo llama su familia, era más bien un niño retraído que iba al colegio San Francisco de Asís, como la mayoría de los menores que viven Temucuicui. Esa era su vida, antes que todo comenzara. Y que el acoso policial le fracturara la vida en dos.

A los 11 años, camino al colegio, la policía lo detuvo para interrogarlo, unas semanas después lo golpearon y hasta durmió en un calabozo. A los 12, recibió siete perdigones en su cuerpo y estuvo internado de urgencia. Su caso era conocido como la cara de la violencia que enfrentan los niños en las comunidades mapuche.

En 2010, lo acusaron de incendiar el peaje de la ciudad de Victoria junto a unos encapuchados. Patricio se asustó con la idea de pasar años en la cárcel por la Ley Antiterrorista. Entonces no lo pensó dos veces, tomó una mochila y una carpa y subió un cerro al sur del río Malleco. Se declaró clandestino.

Ahora, después de cinco años, su nombre volvió a sonar, cuando el miércoles, junto el joven Luis Marileo, fue absuelto por unanimidad en el Tribunal de Angol en el juicio por la causa “Peaje Quino”. En medio de esas audiencias, el martes, Raúl Castro Antipán reconoció que habría sido infiltrado en la zona mapuche por orden de la Dipolcar de la región. Hubo tantas contradicciones en su declaración, según la defensa de los menores, que fue ese motivo el que terminó por cambiar la suerte de Queipul y Marileo.

“El Estado me robó casi todo, el Estado me robó la niñez”, dice ahora, al otro lado de la línea desde Lliu Lliu, el balneario a donde se fue a descansar con Noelia, su pareja y la pequeña niña de siete meses a la que cuida como si fuera su padre.

En medio de las escandalosas declaraciones de Raúl Castro Antipán. ¿Cuál fue tu primera reacción cuando salieron absueltos?

Estaba tranquilo, era inocente de las cosas que me estaban acusando y cuando me preguntaron sobre ese compadre (Castro Antipán), el testigo, yo no tenía ni idea quién hasta  el juicio, esa fue la primera vez que le vi la cara. Entonces, yo estaba seguro de que todo era mentira.

¿Cómo reaccionaste cuando Castro Antipán empezó a confesar que era una especie de infiltrado?

Esa parte fue un montaje, algo que estaba inventando el fiscal, la gente que estaba ahí, los Carabineros, los fiscales sabían que me habían baleado, entonces él va y dice lo mismo: que me conoció cuando me habían baleado. Una vez más, se demostró que todo lo que decía él en el Tribunal era una mentira (…) En un principio, no cachaba nada y cuando empieza hablar de la Dipolcar…Ahí recién me vine a enterar que había algo que se llamaba así. Él (Castro Antipán) había participado en el caso Turbus.

En el juicio, también le preguntaron si él había participado en otros hechos iguales y él dijo que sí, que hace tiempo venía trabajando con personal de la Dipolcar, chuta, dije, necesitaba tener a alguien a quien condenar. Todas las personas que Castro iba nombrando estaban todas libres, él era el único que había estado procesado. No sé, como que siento que esto viene por una cosa más política.

Juan Patricio, tu familia y tu prima Vania Queipul han declarado que esta persecución viene de años…
A los 15 años podía caer preso por esa la ley (Antiterrorista) chuta, no sé si habrá terrorismo en la región, pero que uno reclame por el derecho a la tierra, eso no es terrorismo para mí.

¿Es cierto que no terminaste de estudiar por el acoso de Carabineros del que fuíste víctima?

Alcancé a estudiar hasta sexto básico, no fui más, me hacían burla en la escuela por ser mapuche, me molestaban mucho, pero también a los 12 años fue la primera vez que me detuvieron camino al colegio. Me hicieron daño, anduve clandestino dos años, y después de cinco años me dicen que soy totalmente libre. Como le dije, a los 12 empezaron las persecuciones, me fueron a buscar varias veces a la comunidad y así hasta los 18. Estar clandestino, como le podría explicar, es algo muy triste. Yo tenía quince años y no podía dormir en mi casa, dormía en el monte, en el cerro, pasé frío y hambre y por eso me agarré una enfermedad a las rodillas, que es el reumatismo. Ahora cada vez que hace frío o está a punto de llover, me duelen las rodillas. Además, en ese tiempo no podía ver ni a mi familia.

 

Patricio junto a su prima Vania Queipul (Radio Enrique Torres)

¿Crees que la confesión de Raúl Castro Antipán  pone en duda los otros juicios a los comuneros?

Claro, porque por ejemplo, lo que atestiguó Raúl Castro contra mi persona, era que decía que él había actuado en algunos hechos y a todas las personas que el nombraba estaban en libertad, como le conté. ¿Cómo se le pude creer a una persona así? Además él ha sido el único imputado en todo esto. A él, no lo conocía ni en pelea de perro, le puedo decir, porque él decía que me conocía y yo  recién ahora para el juicio vine a conocer su rostro. Antes, él era testigo protegido.

Antes no podías salir de la comunidad. ¿Qué fue lo primero que hiciste cuando fuíste absuelto?
Me vine al mar altiro, a Lliu Lliu con Noelia (su pareja). No tenía dudas de que iba a salir libre, yo lo sabía, como sabía que era inocente, estaba muy tranquilo.

¿Estás de acuerdo con interponer una demanda como lo señaló tu abogado? ¿Sientes que te deben algo con tanta persecución?

¿Qué es lo que me deben a mí? A mí el Estado me debe casi todo, de partida el Estado me debe la niñez, más encima no pude estudiar, no pude hacer nada. Entonces, ahora me veo y no hago nada profesionalmente, ahora que paguen por todos los daños que sufrí. Estoy completamente de acuerdo con la demanda, incluso le plantee al abogado que yo era el más interesado en eso. Al fin y al cabo, todo esto igual, me jodió sicológicamente, fue tanta persecución…Ahora recién pude salir con mi pareja lejos, a la playa. Antes, no podía salir de la comunidad. Lo más lejos que llegué una vez,  fue a Victoria. Ahora, después de cinco años, puedo decir que estoy libre de todo.

http://www.laopinon.cl/noticia/mapuche/alberto-cienfuegos-se-refirio-la-polemica-de-carabineros-en-la-araucania

Alberto Cienfuegos se refirió a la polémica de Carabineros en La Araucanía

En un documento, la policía uniformada descartó la existencia de cualquier funcionario involucrado en los ataques.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s