Galería

AYUDAMEMORIA: LAS “INACEPTABLES” MUERTES DE MAPUCHE DURANTE EL GOBIERNO DE BACHELET


Bachelet

La candidata presidencial de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, se refirió al asesinato del comunero mapuche Rodrigo Melinao. “Es un hecho condenable  e inaceptable y la  información que tengo es que la investigación está en manos de la PDI y lo que hay que hacer es una investigación a fondo y hacer justicia que es lo que merece la familia”, dijo la ex mandataria.

“Inaceptable”. “Hacer justicia”. Dos ideas que no hicieron más que sorprender a quienes recuerdan como si fuera ayer lo ocurrido a otros mapuche durante el gobierno de Bachelet, como son Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collío, casos en los que hasta hoy no se ha hecho justicia. Acá un repaso de lo que ocurrió con ellos y otros dos jóvenes; un ejercicio de ayudamemoria para Bachelet.

Matías Catrileo

La noche del 3 de enero de 2008, el entonces cabo 2° de Carabineros, Walter Ramírez Inostroza, se encontraba custodiando el fundo Santa Margarita, propiedad del empresario Jorge Luchsinger, en la comuna de Vilcún, novena región. Fue entonces que una veintena de mapuches ingresaron al lugar, entre ellos el estudiante de Agronomía de la Universidad de la Frontera, Matías Catrileo Quezada, de solo 22 años de edad, quien -de acuerdo a lo establecido por la Justicia Militar- falleció tras recibir un disparo por la espalda realizado por Ramírez.

El policía fue condenado en 2010 por la Corte Marcial a 3 años y 1 día bajo libertad vigilada por el delito de “violencia innecesaria con resultado de muerte”. Peor aún, antes de su salida de la institución –lo que recién ocurrió en enero de 2013 tras presiones del gobierno de Sebastián Piñera- Carabineros lo trasladó a la Central de Comunicaciones de Coyhaique, donde recibió una asignación de zona extrema, con lo que se bonificó su sueldo.

Es difícil encontrar en la prensa algún pronunciamiento de la ex presidenta sobre este caso. Quizás lo único que se recuerde es la respuesta que Bachelet dio a la hermana de Matías Catrileo, cuando esta la encaró por su muerte en plena inauguración del Museo de la Memoria en enero de 2010. Michelle le dijo que entendía “su dolor, pero en democracia se hace justicia y se hará justicia. Eso es lo que podemos asegurar”…

Matías Catrileo

Matías Catrileo

Jaime Mendoza Collío

El 12 de agosto de 2009, funcionarios de Fuerzas Especiales y del GOPE de Carabineros desalojaron la toma al fundo “San Sebastián” en Ercilla, Región de La Araucanía. Fue durante este procedimiento que el cabo Patricio Jara Muñoz percutó cinco disparos –uno de los cuales impactó por la espalda al comunero Jaime Mendoza Collío- causándole la muerte.

Recién en noviembre de 2011 se le condenó a la pena de 5 años y un día. Sin embargo, en agosto del 2012 la Justicia Militar determinó que el actuar del uniformado fue en “legítima defensa”, por lo que la condena fue anulada. Acá tampoco apareció el renovado ímpetu de Bachelet para repudiar la muerte de un mapuche, menos justicia.

Jhonny Cariqueo y José Huenante

El 31 de marzo de 2008 muere de un infarto cardíaco Jhonny Cariqueo. Dos días antes, el 29 de marzo, había participado de una manifestación en la que fue arrestado y –según sus compañeros de aquella jornada- golpeado brutalmente por carabineros. Mientras estuvo privado de libertad, Cariqueo comenzó a sentir un intenso dolor en el pecho y un brazo, lo que habría sido avisado al personal policial encargado de su vigilancia, sin embargo, no fue trasladado a un centro asistencial. Dos días después falleció.

José Huenante es hoy el “primer detenido desaparecido en democracia”. Así lo estableció el 2009 el prestigioso Informe Anual de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales. De acuerdo a lo relatado en el libro “La vida breve de José Huenante” (Editorial Ceibo), del periodista Nicolás Binder, el 3 de septiembre de 2005 se pierde el rastro para siempre de este joven de 16 años. Tras un incidente con una patrulla de Carabineros -que habría recibido piedrazos- José es perseguido por estos, alcanzado y luego “arrojado con fuerza al interior del móvil” por dos uniformados. En marzo de 2009, casi 4 años después, fueron procesados por el delito de secuestro y sustracción de menores el Sargento 2º Juan Altamirano, el Cabo 1º Patricio Mena y el Cabo 2º César Vidal, quienes no pudieron explicar lo realizado entre las 2 y las 6 de la madrugada en que desapareció Huenante. Hasta hoy nadie ha revelado qué pasó con José.

José Huenante

José Huenante

Este fue un crimen “ignorado por el gobierno de Ricardo Lagos” y “ninguneado por el gobierno de Michelle Bachelet”, dice en su libro Binder. Hagamos memoria. Edmundo Pérez Yoma, vicepresidente de Bachelet, calificó en noviembre de 2009 la definición de “detenido desaparecido” de la UDP como “insólita” e “irresponsable”, planteando además que con ello se “desprestigiaba” lo que se había hecho en la defensa de los Derechos Humanos durante esos años. Por su parte, José Antonio Viera-Gallo, ministro secretario general de la Presidencia durante el mismo gobierno, acusó el 26 de noviembre de 2009 a la Universidad de confundir a la opinión pública respecto de los conceptos de detención y desaparición forzada, planteando que “nos parece completamente inexacto e inapropiado hablar de que en Chile haya un caso de detenido desaparecido (en democracia)”, argumentando para ello que en el caso de Huenante no había persecución política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s